SCI-Tech

Así funciona la Alerta sísmica

Susan Irais 18 / Sep / 19
México fue pionero en el mundo en avisos de alerta por terremoto. Este sonido da aviso de un sismo inminente si éste sucede en el área de cobertura. El sistema ha generado también la oportunidad de estudiar, monitorear y conocer con más detalle estos fenómenos de la naturaleza

El grave e intermitente sonido de la alerta sísmica es único, pero no siempre ha sido el mismo, inicio con un iuiuiu iuiuiuun, igual que una patrulla, pero causaba confusión, así que se le encomendó a profesionales de la radio crear un sonido de sismo exclusivo para este fin, fue así nació el “goao goao goao goao, alerta sísmica, alerta sísmica”, que suena en la actualidad.

México fue pionero en el mundo en avisos de alerta por terremoto", expone Juan Manuel Espinosa, ingeniero y director del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico (Cires). Pero la alerta es más que un sonido, “es un desarrollo generado en el Cires como una de las recomendaciones que tuvimos a raíz del terremoto del 1985”.

El Centro de Instrumentación y Registro Sísmico es un servicio muy avanzado a nivel internacional, nació en 1986 a partir de las recomendación que hicieron especialistas, sismólogos ingenieros civiles que visitaron México después del terremoto de 1985. El centro comenzó a tomar datos con aparatos que se donaron desde 1986 y 1987. Ahora tiene tecnología propia que ha permitido incursionar y desarrollar redes de monitoreo.

Nuestra función es básicamente garantizar la toma de datos, este material es invaluable para los investigadores que perfeccionan las normas de diseño sísmico en el ámbito de la zona metropolitana de la Ciudad de México”, agrega el experto.

revistageofisica.png
Imagen de la evolución de la alerta sísmica | Imagen: 

El primer sismo en el que sonó la alerta

El primer sismo del que dió aviso fue el del 13 de mayo de 1992, fue un proyecto experimental, se dio un alertamiento en las oficinas de la Administración Pública de Manuel Camacho. “Era un proyecto experimental, y en menos de una hora se anunció que ya se tenía esta herramienta para la ciudad, entonces empezamos a trabajar en ello. 

En un principio el único receptor de avisos de alerta estaba en la oficina del regente, en la casa del regente. Así que el Cires comenzó a trabajar con las emisoras de radio. “Se trabajó con la población, se les entregaron equipos, que coloquialmente llamamos los botiquines sísmicos, para que en caso de un sismo se pusieran grabaciones en cassettes. Las grabaciones evitaban que el locutor tuviera que mantenerse enfrente del micrófono porque en los colapsos del 85 desafortunadamente hubo muerte del personal de las radioemisoras”.

Después ocurrieron algunos sismos fuera de la zona de los 12 sensores originales en Guerrero, estos efectos sísmicos no pudieron ser alertados. “También tuvimos una falla técnica en Guerrero donde estaban los 12 sensores y una estación emitió una aviso por una falla técnica. Hoy de manera muy cuidadosa hemos hecho acopio de los sismos que ocurren y no hemos tenido fallas más esas dos iniciales”, narra.

La alarma no alerta de todos los sismos, solamente advierte los temblores de arriba de 5 y con cercanía a la ciudad de no más de 250 kilómetros, solamente un sismo arriba de 6.5 es advertido de manera general.
 

La alarma no alerta de todos los sismos, solamente advierte los temblores de arriba de 5 y con cercanía a la ciudad de no más de 250 kilómetros, solamente un sismo arriba de 6.5 es advertido de manera general. Conoce más en nuestro interactivo
Foto: Archivo El Universal

Guardianes de la Ciudad 
 
La alerta sísmica funciona a través de una extensa red de acelerómetros que custodian territorio nacional. El sistema inició en 1999 con 12 sensores en Guerrero porque en esta zona porque se presume que de ahí podría venir un sismo grande que dañe la Ciudad de México:

es un sitio con potencial muy cercano a la Zona Metropolitana, en la región costera en la ciudad de Zihuatanejo se encuentra la brecha de Guerrero que no ha dado sismos desde hace ya más de 100 años y ha fundado temor de los especialistas que en algún momento va a darse uno grande”, explica.

“Hoy tenemos una gran red de acelerómetros, que están viendo en diferentes tipos de suelo del Valle de México y monitorean el efecto que causan los temblores, estos aparatos nos permiten ver el daño que llegan a causar los sísmos dependiendo del rumbo o de la distancia de donde llegan los efectos de un sismo”.

En 1999 el Gobierno de Oaxaca comienza el desarrollo de un sistema de alerta para la ciudad, en 2005 Oaxaca, la Ciudad de México y la Secretaría de Gobernación integran ambos sistemas dando origen al Sistema de Alerta Sísmica Mexicano (SASMEX). La cobertura actual del sistema de alerta, se compone de una red de monitoreo que cuenta con sensores 97 sísmicos distribuidos en los estados de Oaxaca, Guerrero, Puebla, y el sur de los estados de Michoacán, Colima y Jalisco.
 

Alt
Mapa de los sensores sísmicos | Imagen: Revista Geociencias
Alt
Funcionamiento del Sistema de Alerta Sísimica | Imagen: Revista Geociencias

Así funciona la red 
 
¿Cómo esta red permite alertar a la población? Es factible avisar de un sismo que viene porque la velocidad de propagación de las ondas de radio (casi tan veloces como las de la luz) y, las ondas de propagación del efecto sísmico son lentas, entonces ese diferencial permite reconocer el origen de la ocurrencia y de esta forma anunciar su peligrosidad con mucho tiempo de anticipación antes de que el efecto se propague y alcance ciudades lejanas. Si el sismo ocurre en la cercanía de la ciudad el fin ya no es avisar con anticipación sino proteger pues la diferencial de tiempo no es tan grande.

Gracias a que las ondas de radio viajan mucho más rápido que las ondas sísmicas, es posible emitir alertas de sismos lejanos para la Ciudad de México hasta con 100 de anticipación.

El Sistema de Alerta Sísmica Mexicano avanza cada vez más en su cobertura, y su gran desafío es lograr que la población interprete cada vez mejor sus señales, de tal manera que siga los protocolos adecuados para proteger la vida. El director del Centro de Instrumentación y Registro Sísmico es consciente de que el actual sistema de alerta sísmica funciona bien, pero puede ser mejorado en muchos aspectos, por ejemplo incluyendo las nuevas tecnologías, pero el objetivo es hacer sistema más robusto, en el que se amplíe la red de sensores existentes y, lograr un sistema más incluyente, incorporando otro tipo de señales para que las personas con problemas auditivos o visuales puedan advertirlas.

Conoce que dicen los expertos acerca de los sismos que han sacudido a la Ciudad de México

Autor: Susan Irais
Periodista de ciencia. Colaboradora en Tangible y Asistente de Información de Iván Carrillo. Profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha escrito para la revista Algarabía y Ciencia UNAM de la Dirección General de Divulgación de Ciencia.