SCI-Tech

Aunque no uses redes sociales, alguien sabe todo de ti

Enrique Anzures 29 / Jan / 19
Murió la privacidad. Un estudio demuestra que con modelos matemáticos predictivos se puede conocer todo acerca de una persona que no tenga identidad digital

De pronto todos nos sentimos desnudos. Cuando en el 2016 se desató el escándalo de Facebook y supimos que la empresa Cambridge Analytica había usado la información de millones de usuarios con fines electorales en los Estados Unidos. No es que no lo supiéramos. Algo nos decía que subir fotos de nuestros hijos o de nuestros amigos, o asociar nuestro número telefónico a la cuenta no era una cosa segura del todo, pero no lo queríamos ver: ¡Dale clic a compartir! 
 

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha interpuesto hoy una demanda colectiva contra Facebook por no informar ni solicitar autorización a sus usuarios para utilizar sus datos.
Crédito: EFE / John G. Mabanglo

En 1956, el célebre escritor de ciencia, Philip K. Dick, publicó el cuento El informe de la minoría en el que narra como se pretendía usar a unos humanos mutantes para predecir el futuro y evitar crímenes. Aunque la causa descrita en esa historia de ficción pareciera muy noble, en realidad, lo que hemos visto es que, precisamente, se puede manipular la información para fines contrarios. Las aplicaciones para predecir el comportamiento de los individuos son amplias, desde los estudios de mercado, hasta la seguridad de un país y, como vimos en el 2016, apoyar con éxito las causas de  magnates obsesionados con el poder. 

  Tus amigos te delatarán
​​​​​

El almacenamiento de la información de los millones de usuarios de los servicios de redes sociales, comienza a dirigir la atención de los especialistas y gobiernos, para buscar una regularización que pueda desvirtuar su uso en distintos fines.

Investigadores del departamento de Matemáticas y Estadística de la Universidad de Vermont, presentaron un estudio en la revista Nature Human Behavior y presentaron esta semana información compilada desde el año 2014, tomando distintos datos de usuarios, como su interacción con otros usuarios, publicaciones y los enlaces que colocan en sus perfiles. Todo con la intención de generar un modelo probabilístico de cómo podría realizar un usuario una publicación en el futuro.

El informe científico que recaba 30 millones de publicaciones en Twitter de 13,905 usuarios seleccionados aleatoriamente; también indica, que es posible obtener 95% de la precisión predictiva potencial de personas que aún no tienen alguna red social o se dieron de baja, mediante las publicaciones en redes sociales de amigos relacionados, que si tengan este tipo de medio de comunicación.

Las bases para el estudio, se asentaron en los años cuarenta con los trabajos del ingeniero Claude E. Shannon y su Teoría Matemática de la Comunicación. Siendo así, los autores, James P. Bagrow y Lewis Mitchell, afirman que aún no conocen el alcance que puede generar el aumento de datos que se esta dando con este tipo de tecnologías de la comunicación, para las predicciones que pueda aportar el modelo. 

                             Cibercallejón sin salida

José Roberto Sánchez Soledad, director de la Coordinación de Seguridad de la Información UNAM CERT – DGTIC, indica que este tipo de modelación “está conectada con la teoría de los 6 grados, una hipótesis que intenta probar que todos en la vida estamos conectados por al menos 6 grados de libertad… y con ella obtener información de personas carezcan de estos medios de comunicación." 

Como especialista en seguridad en computo, Roberto Sánchez, recomienda a los usuarios de redes sociales, para evitar un ciber ataque o el mal uso de la información se debe de tener presente que “no nos podemos escapar de las redes sociales, como tratar de aislarse de la tecnología. Vivimos en un mundo prácticamente globalizado o tecnificado, no podemos desconectarnos, ya no podemos dejar de usar computadoras.

uber_67245064.jpg
Usuario de Uber | Foto: El Universal  / Juan Boites

En el caso de las redes sociales, es casi imposible que nos desconectemos a un 100% de redes sociales, y hoy en día es una herramienta de trabajo¿Qué podemos hacer para protegernos? ¡Simple! No postear información confidencial, información privada, datos personales, sobre todo porque no sabemos a dónde va a parar esa información…”. 

El nuevo negocio de las bases de datos, lleva a la alusión del político e intelectual del siglo XVII, Francis Bacon: La información es poder. Y lo que en su momento empezó como una herramienta de comunicación, parece que se encamina a un panorama digno de una novela de George Orwell
 

Autor: Enrique Anzures