¿Cayó un meteorito en Michoacán?

¿Qué es un bólido?

En algunos casos es posible observar en el cielo objetos más brillantes que el promedio de los meteoros, acompañados de un escalofriante sonido similar a una explosión, llamado «bólido».  

Un bólido, es provocado por un meteoroide de mayores dimensiones —desde balón de baloncesto hasta un auto compacto— que, por su tamaño y velocidad mayor a la del sonido, crea una onda de choque, provocando el espectacular sonido de explosión que los caracteriza. El 15 de febrero de 2013, en la ciudad de Cheliábinsk, en Rusia, un bólido provocó múltiples daños ocasionados por la onda de choque, y se lograron rescatar restos en forma de meteorito en un lago ubicado a unos kilómetros de la ciudad.

Con suerte, podríamos ver algún bólido desintegrarse en varias partes o regresar al espacio debido a que por el ángulo de impacto consiguen rebotar en la atmósfera terrestre. Un fenómeno similar al efecto que vemos al lanzar una piedra sobre un lago. La velocidad, el ángulo y al tipo de fluido —que en este caso es el aire que respiramos— ponen las condiciones para que den este rebote espacial. 

Enjambre meteóricos

Una menor cantidad de meteoros son ocasionados por los restos de cometas, éstas son grandes bolas de hielo y polvo que vagan caprichosamente por todo el Sistema Solar  y que, cuando se acercarse al Sol, comienzan a desmoronarse por la radiación, dejando una nube de escombros en su camino llamado «enjambre meteórico». 

El planeta Tierra gira en torno Sol en movimiento de traslación, en su camino por el espacio se encuentra con enjambres meteóricos, lo que provoca que en ciertas temporadas la caída de una cantidad muy grande de meteoros en un tiempo corto. Este fenómenos es conocido como  «lluvia de meteoros» o lluvia de estrellas. A veces, también, pueden caer en una cantidad más grande de lo usual, incitando a un fenómeno llamado «tormenta meteórica o de meteoros». 
 

Los bólidos al desintegrarse en varias partes o regresar al espacio debido lo hacen a través de un fenómeno similar al efecto que vemos al lanzar una piedra sobre un lago. La velocidad, el ángulo y al tipo de fluido —que en este caso es el aire que respiramos— ponen las condiciones para que den este rebote espacial. 

Foto: Especial

Meteoros artificiales

Además, en la actualidad, se presenta un fenómeno peculiar: bólidos y meteoros artificiales creados por el ser humano, mediante la constante acumulación de desechos o basura provenientes de los restos de cohetes espaciales, satélites artificiales o cualquier actividad relacionada con la exploración e industria espacial. Estos desechos son atraídos por la fuerza de gravedad de nuestro planeta y quemados en su descenso por la atmósfera.

Cuando un meteoro o bólido proveniente de un meteoroide no es desintegrado por la atmósfera terrestre, pueden impactar directamente el suelo terrestre y cambia su nombre a “meteorito”.Estos objetos son objetos de mucho valor para la ciencia, ya que  pueden ser restos del origen del sistema solar o fragmentos de otros planetas.

Por ahora, los especialistas del Instituto de Geofísica de la UNAM, empezarán a realizar la investigación pertinente, esperando encontrar algún meteorito en la zona de Uruapan, o en su caso un resto de basura espacial. 

Te recomendamos: Allende: La increíble historia del meteorito mexicano (da clic en el título o en la imagen)

En plena víspera del despegue de la misión Apollo 11 —la misma que llevaría a los primeros seres humanos a la Luna— recibimos una visita extraterrestre que nos abriría los ojos con respecto al mundo más allá de la Tierra.
 

Foto: UNAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir