Sociedad

¿Dudas de tu potencial? Échale un ojo a las calificaciones de Einstein

Valeria Román 09 / Jul / 19
Conoce la boleta de calificaciones del científico resguardada en la universidad ETH en Zurich, Suiza

El científico más popular de la humanidad, Albert Einstein, también sacó 1 como puntaje durante su cursada universitaria. La universidad pública de Suiza que lo tuvo como estudiante entre los años 1896 y 1900 preserva hoy en la biblioteca las notas, el diploma, las cartas, y las fotos del físico. Esos documentos indican que el físico no fue ni el estudiante perfecto que cumplía con todo lo que pedían sus profesores, ni tampoco tenía asistencia total a las clases. Aunque, hay que decirlo, tampoco era un mal alumno.

Ingreso temprano

Einstein, que había nacido en Alemania en 1879 y era un apasionado por resolver acertijos, problemas matemáticos y construir casas con naipes desde niño, estudió en la Escuela Politécnica Federal de Zúrich (hoy conocida como ETH, que figura en el sexto lugar en el ranking mundial de universidades QS). La admisión no le resultó fácil. Por una recomendación personal, Einstein pudo rendir el examen a los 16 años a pesar de que no cumplía con la edad requerida.

carta1.png
Como no tenía los 18 años ni la escuela secundaria terminada, Albert Einstein consiguió una carta de recomendación de Gustav Maier (amigo de su familia) para ser aceptado en el examen de admisión de la Escuela Politécnica de Zurich | Foto: Biblioteca ETH Zurich

“En el primer momento en que se presentó, Einstein no tenía aún el diploma de lo que es hoy la escuela secundaria ni la edad requerida. Sin embargo, el director de la universidad, Albin Herzog, consideró la carta de recomendación de Gustav Maier, que era amigo de la familia de Einstein, y le permitió hacer el examen”, cuenta el director actual de la biblioteca del ETH, Michael Gasser, durante una visita de Tangible con un grupo de periodistas, en el marco de la Conferencia Mundial de Periodistas Científicos que se hizo en Suiza días atrás.

La prueba de admisión abarcó física, matemática, botánica, geografía, lenguas e historia. Einstein rindió bien en matemática y física, y no aprobó la parte de conocimiento general. Pero no se defraudó. Uno de los profesores de física del Politécnico lo invitó a asistir como oyente a sus clases, y decidió terminar el secundario en la escuela en Aarau, cerca de Zurich. En 1896, Einstein logró finalmente ser admitido como alumno de la Escuela Politécnica para estudiar física. El título lo iba a habilitar también para enseñar matemática y astronomía.
 

En el año 1900, Albert Einstein obtiene el título de maestría en física en una de las universidades más prestigiosas de Europa.
Foto: Biblioteca ETH Zurich

!Uno sobre cinco! 

Einstein tenía solo cuatro compañeros en su clase en el Politécnico. Allí se enamoró de Milena Maric, que era la única mujer en su clase. Como Einstein no estaba de acuerdo con los contenidos de algunas clases de física, no asistía con regularidad y se quedaba a estudiar en su casa. Para los exámenes, Einstein confiaba en las anotaciones que hacían sus compañeros que sí iban a clase con más frecuencia. En el tercer año en la universidad, tuvo problemas con la materia Curso práctico de física para principiantes, que dictaba Jean Pernet, quien le puso 1. El puntaje de los cursos iba entre 1 y 5 en ese momento. 

Aún no está claro si a Einstein no le gustaba el modo de dar las clases del profesor Pernet o si no le entusiasmaron los experimentos que le proponía. La cuestión es que Einstein faltó a muchas clases, y Pernet le puso la nota más baja. Según escribió Denis Brian, en el libro Einstein: A life, el profesor le recomendó cambiar a medicina o derecho. “La física es demasiado difícil para usted”, le habría dicho. Einstein no siguió sus palabras, y siguió estudiando. 

En julio de 1900 egresó del Politécnico. Doce años después, volvió como profesor de física teórica, y sus logros fueron mundialmente destacados. Por sus explicaciones sobre el efecto fotoeléctrico y sus numerosas contribuciones a la física teórica, Einstein ganó el Premio Nobel de Física en 1921. También es reconocido por formular la Teoría de la Relatividad.
 

Alt
Durante el tercer año en la Escuela Politécnica de Zurich, Albert Einstein cursó Física para principiantes. Como no iba a clases, el profesor le puso 1 | Foto: Biblioteca ETH Zurich
Alt
Durante el tercer año en la Escuela Politécnica de Zurich, Albert Einstein cursó Física para principiantes. Como no iba a clases, el profesor le puso 1 | Foto: Biblioteca ETH Zurich
Alt
Durante el tercer año en la Escuela Politécnica de Zurich, Albert Einstein cursó Física para principiantes. Como no iba a clases, el profesor le puso 1 | Foto: Biblioteca ETH Zurich
Alt
Durante el tercer año en la Escuela Politécnica de Zurich, Albert Einstein cursó Física para principiantes. Como no iba a clases, el profesor le puso 1 | Foto: Biblioteca ETH Zurich
Alt
Durante el tercer año en la Escuela Politécnica de Zurich, Albert Einstein cursó Física para principiantes. Como no iba a clases, el profesor le puso 1 | Foto: Biblioteca ETH Zurich
Alt
Durante el tercer año en la Escuela Politécnica de Zurich, Albert Einstein cursó Física para principiantes. Como no iba a clases, el profesor le puso 1 | Foto: Biblioteca ETH Zurich

 

Los fracasos también son relativos

La historia de Einstein revela que los fracasos estudiantiles pueden ser relativos. Según comentó a Tangible, Agustín Adúriz-Bravo, doctor en Didáctica de las Ciencias Experimentales, investigador principal del Conicet y profesor asociado de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires: “A veces se cree que la física es una disciplina sólo apta para personas muy estudiosas y nerds. Sin embargo, en las carreras de física se busca otro perfil: que el estudiante aporte originalidad en las soluciones a los problemas, y que también se divierta. Los estudiantes de física en las universidades no necesariamente tienen que haber sido los mejores alumnos en la secundaria. Sí, es una carrera que requiere mucha concentración, abierta a la diversidad de géneros, y que tiene una amplia salida laboral ya que los egresados pueden trabajar en criptomonedas, gestión de empresas, inteligencia artificial, biomedicina, entre muchos otros campos de acción”. 

einstein.jpg
 Michael Gasser, jefe del archivos de la Biblioteca de la Universidad ETH muestra documentos sobre Einstein | Foto: Valeria Román
 

Autor: Valeria Román
Periodista científica independiente. Fue Knight Science Journalism Fellow en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) en 2004-2005 y becaria del Programa de Periodismo Médico de la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 2003. Escribe sobre ciencia, ambiente y salud para publicaciones como la revista Science (Estados Unidos), Infobae.com (Argentina), Scidev.net, y la revista Forbes Argentina. Ha publicado en el blog Periodismo en Salud de la Fundación Gabo de Colombia y fue editora de ciencia y salud del diario Clarín de Argentina, donde trabajó durante 20 años. Es coautora del libro Darwin 2.0 La teoría de la evolución en el siglo XXI. Ha sido docente de periodismo científico en la Universidad de Buenos Aires y otras casas de estudios, y expositora en encuentros sobre periodismo y comunicación en Corea del Sur, Canadá, México, Qatar, Estados Unidos, Inglaterra, España, entre otros países. Fue vicepresidente de la Federación Mundial de Periodistas Científicos (2009-2011). Es cofundadora de la Red Argentina de Periodismo Científico (RADPC).