El día en que murió la Tierra… y comenzó nuestra era

“El día en que murió la Tierra”, así se titula el artículo de The New Yorker, donde se reportó el hallazgo más asombroso de la paleontología reciente. Lo que un joven estudiante de posgrado de la Universidad de Kansas en Lawrence encontró, despertó escepticismo en primera instancia, para que poco a poco —con los años de estudio— se convirtiera en asombro. Y es que, el sitio en North Dakota a 3 mil kilómetros de Chicxulub, Yucatán, muestra con detalle lo que podría ser el momento justo en el que ocurrió el impacto devastador que extinguió a los dinosaurios a finales del Cretácico.

Atrapados en una cubierta vidriosa que parece haber llovido una hora después del violento choque, se encuentran los restos fósiles de una colección de organismos en el momento mismo de la colisión. Ahí, en un metro y medio de roca, parece haber quedado grabado el momento crucial, cuando el cielo ardía, la vida llegaba a su fin y un nueva era comenzaba.

fosilltang.jpg
Se han encontrado restos fósiles de una serie de organismos en el momento de los colisión | Foto: Especial

La gran evidencia

El artículo publicado en la prestigiosa revista PNAS (Proceedings of the National Academy of Sciences) no es menos espectacular que la narración novelada en The New Yorker, que tiene un alcance mayor entre el público no especializado.

Los paleontólogos están estudiando con detalle lo que sería la gran evidencia, la prueba definitiva, de que hace 66 millones de años, los dinosaurios y una gran parte de la vida en el planeta desapareció como resultado del choque con nuestro planeta de un asteroide que viajaba a 70 mil kilómetros por hora.

El cráter que dejó el impacto fulminante podría ser Chicxulub, ubicado en la península de Yucatán, México. Pero siempre se ha especulado como segunda causa de la extinción de los dinosaurios la actividad volcánica intensa. Con el descubrimiento de este sitio paleontológico, esta segunda opción queda descartada. Todos los resultados de las investigaciones del lugar apuntan a la teoría de que una roca de 15 kilómetros de tamaño golpeó la Tierra con una energía extraordinaria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir