SCI-Tech

El mundo 5G: ¡Todo y todos conectados!

Carmina de la Luz Ramírez 20 / Dec / 18
La nueva red será el sustrato de un ecosistema digital global, donde miles de millones de personas, autos, electrodomésticos, animales, plantas, cultivos y robots convivirán interconectados

Automóviles sin conductor que circulan armónicamente por ciudades “inteligentes”; collares que agendan una cita con el veterinario cuando detectan una irregularidad en nuestra mascota; excusados que envían al médico los parámetros de nuestra orina, o cultivos de riego que funcionan según el pronóstico del tiempo. Son algunas de las posibilidades que ofrece el Internet de las Cosas. ¿Por qué todavía no vivimos en un mundo así? Porque hasta el momento no contábamos con la capacidad suficiente de ancho de banda. Sin embargo, esto puede cambiar con la llegada de la 5G.

Cada tecnología de comunicación móvil ha hecho su propia revolución. Quien tenga más de 30 años, recordará cómo los primeros celulares permitieron las llamadas de voz a una raquítica velocidad de entre 125 y 300 Bytes por segundo. En la década de 1990, la segunda generación se volvió un fenómeno mundial al estandarizarse mediante el Sistema Global para las comunicaciones móviles (GSM). Lo multiplicó por mil su velocidad, incorporó el roaming internacional e integró los mensajes de texto. 

Alrededor del año 2000, los móviles 3G detonaron la efervescencia multimedia, haciendo posible las video llamadas y la banca en línea gracias a una conexión a Internet de entre 22 y 168 Megabytes por segundo. Cerca del 2010, apareció la 4G, telefonía que domina actualmente, capaz de alcanzar el Gibyte por segundo de velocidad. 

En los próximos años, la tecnología 5G promete ser mucho más que la sucesora de la 4G. La red 5G se convertirá en el sustrato de un ecosistema digital global y en el andamio donde miles de millones de personas, objetos, animales, plantas y robots estarán conectados; por ejemplo, según el Ericsson Mobility Report, para 2023 habrá 3 mil 500 millones de “cosas” interconectadas. 

Según los expertos, dicha conexión será entre 10 y 100 veces más rápida que la de cuarta generación y la latencia en la respuesta será menor a 1 milisegundo (actualmente es de 20 milisegundos). El motor de este ambicioso proyecto es la información, que no solo representa poder sino también un jugoso negocio; así lo reconoce el Bank of America Merrill Lynch, quien estima que para 2025 el almacenamiento y análisis de datos producirá beneficios de hasta 5 billones de dólares anuales: “Para el 2030, los vehículos autónomos generarán más datos de lo que genera hoy la población humana en todo el planeta”, se puede leer en el documento titulado Transforming World – The Next 5 Years.  

Además de las instituciones financieras, detrás del desarrollo e implementación de la 5G están los diseñadores de dispositivos e insumos, como Huawei, Nokia y Qualcomm; los proveedores de servicios, como AT&T y Verizon, y los gobiernos. Respecto a estos últimos, México comienza a prepararse (lentamente) mediante acciones del Instituto Federal de Telecomunicaciones para incorporar la 5G en algún momento posterior al 2020. 

Mientras tanto, en otras latitudes, en 2018, Italia reportó pruebas de conexión 5G, como resultado de una inversión administrada por su Ministerio de Desarrollo Económico. Este esfuerzo se relaciona con la iniciativa de la Unión Europea denominada 5G Public Private Partnership, en la que participan más de 165 organizaciones y que cuenta con un presupuesto de 700 millones de euros, en miras de recuperar un poco del dominio en telecomunicaciones que tuvo la región durante la época del 2G. 

Sin embargo, de acuerdo con el investigador Arthur Herman del Instituto Hudson —especialista en estudios sobre política, economía y seguridad nacional—, quienes realmente pelearán durante 2019 para ser el principal proveedor de infraestructura y servicios en un mundo enmarcado por el Internet de las Cosas serán China y Estados Unidos: “el que gane se convertirá en la súper potencia del siglo XXI, y una de las batallas decisivas será en torno a la tecnología 5G”. 

Autor: Carmina de la Luz Ramírez