Sociedad

"El portafolio de Tesla”, un viaje en el tiempo de la mano de Carlos Chimal

Carmina de la Luz Ramírez 06 / Aug / 19
En entrevista con Tangible, el escritor habla sobre su más reciente obra literaria "El portafolio de Tesla", una aventura por el espacio-tiempo donde la ciencia podría estar en riesgo de ser utilizada con malas intenciones

Padua, Londres, Berlín, Copenhague, París y, por supuesto, la Ciudad de México, son parte de una larga lista de lugares que Carlos Chimal tuvo que conocer para poder escribir la novela El portafolio de Tesla. Publicada bajo el sello de editorial Planeta, se trata de una obra que apuesta por el público infantil y juvenil, pero que también es capaz de seducir a adultos, profesores e, incluso, a los mayores expertos en física.

Pregunta (P): Ciencia y literatura es lo que converge siempre en tu producción literaria; como si tus ensayos, novelas y cuentos, creados para un público general, fueran un reflejo de tu propio paso por las aulas de química y letras hispánicas en la UNAM. ¿Por qué esta vez, con El portafolio de Tesla, decidiste hablarle a un público eminentemente infantil?

Respuesta (R): Porque los niños son el futuro, y yo quería compartir con ellos las experiencias lúdicas que la ciencia puede tener, pero desde un punto de vista literario. No quería solamente informarlos, sino formarlos, y la formación se da también a través de las artes.

P: Entonces, este libro busca educar de una forma muy distinta a como se hace en la escuela. ¿Qué esperas que cambie en tus lectores?

R: Que tengan una buena historia, que se diviertan, que puedan compartir una anécdota con su profesor de ciencias en la secundaria; o para ligar también, que les ayude a conquistar a una chica o a un chico a través de una buena plática. Es una novela iniciática, de aventuras, pero también sentimental. El protagonista, Pepe Panduro, entra a la secundaria y comienza a conocer el amor, con Mora. Yo espero que este libro sea el trampolín a otros libros. Es lo mejor que le puede pasar al lector.

P: El doctor Evodio Escalante, uno de los grandes estudiosos de la literatura mexicana, dijo “los textos de Chimal son gran literatura, pero no se nota que son gran literatura”, ¿qué función cumplen tus personajes en esto?

nikola-tesla.jpg
Nikola Tesla es reconocido como padre de la electricidad y por sus múltiples descubrimientos | Foto: Especial

R: Ese fue un gran elogio. Creo que lo que pasa con la novela de El portafolio de Tesla es que te vas enganchando con los personajes y, al mismo tiempo, puede ser una lectura adicional a los cursos de ciencia durante toda la secundaria.

P: Tu libro es una visita a las principales ideas e inventos en torno a la energía, una de las principales propiedades del cosmos. Para guiar este viaje pudiste haber escogido a diversos científicos, pero elegiste a Nikola Tesla, inventor serbocroata, quien también fue una suerte de antihéroe, con una inteligencia monumental, pero excéntrico y de difícil trato. ¿Por qué tomas el legado de Tesla como punto de partida y llegada de tu novela?

Porque Tesla quiso dominar la energía. Él decía que el presente era de sus rivales, como Thomas Alva Edison, pero que el futuro sería de él, de Tesla, y que sería un futuro eléctrico".

P: En tu novela, Pepe Panduro y sus aliados consiguen viajar a distintos momentos de la historia de la ciencia gracias a una máquina basada en planos que dejó Nikola Tesla. ¿Por qué decidiste usar el espacio-tiempo como escenario?

R: El asunto del viaje en el tiempo es un homenaje a los clásicos de la ciencia ficción, como Georges Wells. Por otro lado, a mí me gusta que las cosas vengan desde adentro, por eso fui a todos los lugares que se mencionan en la novela, porque al estar ahí es cuando surgen las anécdotas que incluyo en el libro. Todos son lugares reales; los científicos, conceptos, inventos que aparecen en la historia existieron en la realidad.
 

"Tesla quiso dominar la energía. El decía que el presente era de sus rivales, como Thomas Alva Edison, pero que el futuro sería de él", comenta Carlos Chimal. En la imagen parte de la exposición "el futuro me pertenece: NIkola Tesla", en el Centro Nacional de las Artes
Foto: Valente Rosas

P: ¿Y cómo es el espacio-tiempo en el que se desplaza Panduro?

(El tiempo) Es un tejido indisoluble y elástico, pero también es relativo. Por eso eché mano de la realidad virtual. Si los hubiera puesto a viajar en el tiempo de manera física, me habría metido en aprietos irresolubles".

P: Panduro no es el único que logra viajar en el tiempo gracias a los planos de El portafolio de Tesla. Malsano, el antagonista también lo consigue, y al lado de sus secuaces intenta alterar la historia usando las más grandes ideas, hallazgos e inventos de la ciencia, como el movimiento perpetuo, la probabilidad, el electromagnetismo, la proporción áurea y hasta las reliquias de Galileo Galilei. ¿Qué representa Malsano?

R: Representa el desorden, las ganas de fregar, la venganza. Pero sabe cosas, no es un gañán cualquiera, sino alguien muy inteligente.

P: Es interesante que uno de los grandes aliados de tu personaje principal sea su profesor de ciencias, ¿por qué seleccionas al profe Ramiro?

Porque creo que la figura de los profesores en México está muy golpeada. Debería haber monumentos a los maestros en México".

Una larga lista de lugares tuvo que conocer Carlos Chimal para poder escribir la novela El portafolio de Tesla. Publicada bajo el sello de editorial Planeta, se trata de una obra que apuesta por el público infantil y juvenil, pero que también es capaz de seducir a adultos, profesores e, incluso, a los mayores expertos en física.
Foto: Cortesía

P: Descríbeme al personaje principal (Pepe Panduro)

R: Es un niño muy inquieto que valora la realidad, pues de pequeño tuvo paludismo y experimentaba alucinaciones. Admira mucho a sus padres, quienes están divorciados, entonces ahí hay algo de conflicto. Panduro quiere conocer el mundo, no puede quedarse callado ante la injusticia. Creo que representa a la adolescencia misma.

P: ¿Qué es lo que hace que alguien sea buen escritor?

Yo siempre digo que la inspiración no existe. Existe la transpiración, el trabajo, la disciplina. Te levantas una mañana con el objetivo de escribir determinada escena. La labor del escritor requiere de mucha concentración y condición física; por eso yo nado dos kilómetros todos los días. Es una especie de meditación que me despeja, sobre todo cuando he estado leyendo de cuántica, hoyos negros, cosas que yo no sé, pero que estudio y busco entenderlas para poder contarlas como parte de mis historias".

P: ¿Cuál es la lección final de El portafolio de Tesla?

R: No voy a decir en qué termina la obra. Lo que sucede es que Malsano y sus secuaces quieren crear el caos, pero al final la bondad se impone.

P: Por último, durante su aventura en el espacio-tiempo, tus personajes conocen a varios de los científicos más importantes de toda la historia: Newton, Maxwell, Bohr, Hawking, Einstein, Faraday, madame Curie… Tú mismo has dicho que, de hacer un viaje así, irías a conocer a Galileo Galilei, ¿por qué?

R: Porque me parece un personaje muy interesante. Mucha gente no sabe por qué tuvo problemas con la Iglesia, por ejemplo, pero fue por esto, por lo que cuento en la novela.

Autor: Carmina de la Luz Ramírez