Mente

¿Es verdad que del odio al amor sólo hay un paso?

Susan Irais 04 / May / 19
¿Se puede cambiar la percepción que se tiene de alguien que causa una mala primera impresión?

Sí, pues ambos sentimientos comparten las mismas estructuras cerebrales. Lo que determina si se manifiesta una u otra es el pensamiento predominante del sujeto en ese momento. “Se ha demostrado a través de estudios experimentales que si una persona en quien confías, de repente te traiciona, es lo peor que puede suceder porque se da paso del amor al odio de manera instantánea”, responde Rolando Díaz Loving, que como lo dice su apellido es experto en relaciones amorosas.
 
Las regiones que se activan con ambos sentimientos son el putamen, la ínsula, el hipotálamo y amígdala. “Cuando hay un estímulo que nos parece agradable o desagradable se generan ciertos neurotransmisores, —pueden ser: oxitocina, serotonina, dopamina o endorfina— que producen euforia, ésta puede ser dirigida a la alegría o al enojo dependiendo del tipo de pensamiento que tienes en ese momento”.
 
Durante los años 70 se hicieron estudios experimentales de atracción en los primeros encuentros. En estos, una persona evaluaba a la otra. Si la primera evaluación era negativa y después positiva, era considerado más atractivo para el evaluado. Pero, si primero era positiva y después negativa, era lo peor que podía suceder, “es decir, las personas más queridas son las que nos pueden causar mayor daño, en este caso estaríamos dando un paso del amor al odio”, finaliza el experto de la UNAM.

Autor: Susan Irais
Periodista de ciencia. Colaboradora en Tangible y Asistente de Información de Iván Carrillo. Profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha escrito para la revista Algarabía y Ciencia UNAM de la Dirección General de Divulgación de Ciencia.