¿Existen los sismos lentos?

, “son terremotos que no sentimos, duran de seis a ocho meses. Sabemos que existen los sismos silenciosos —o lentos— porque producen deformaciones en la certeza continental”, revela Victor Manuel Cruz Atienza Investigador titular del Instituto de Geofísica de la UNAM y sismólogo.
 
Los temblores lentos son deslizamientos muy lentos entre el contacto de dos placas tectónicas: la continental —la placa de arriba— y la oceánica —la placa que está debajo del continente—. Estos sismos lentos no generan daños, pero liberan energía acumulada.

Hay puntos localizados donde ocurren los sismos silenciosos: las zonas de subducción: Canadá, México, Chile, Nueva Zelanda y Japón. En México se dan en Guerrero, Oaxaca, y Jalisco. En el caso de Guerrero se repiten con una periodicidad de cuatro años aproximadamente.

Los terremotos lentos se descubrieron en 2002 y son un parteaguas para la investigación. “La comunidad científica y los laboratorios alrededor del mundo se han dedicado entender, ¿qué son?, ¿qué implicación tienen? Y ¿cuándo ocurren? También han encendido dudas más específicas: ¿qué rol juegan en los sismos potencialmente devastadores?, ¿pueden producir rupturas?, ¿pueden liberar de forma silenciosa la energía?”, completa Cruz Atienza.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir