HOY no te pierdas los anillos de Saturno y los satélites de Júpiter

Cuando Galileo Galilei encontró por primera vez un sábado y un júpiter en el año de 1609 quedó atónito. Al observar lo que se pensaba que eran unas estrellas rebeldes o errantes -etimología del planeta-, como dos mundos redondos. Aunque notó algo diferente en Saturno, que parecía que tenía orejas.

Para hacer sus observaciones, Galilei, construyó un telescopio muy básico comparado con cualquiera de los que hoy en día se puede encontrar en los aparadores de las tiendas.

Consistía en un tubo de un órgano de poco más de un metro de largo, con un par de lentes hechas de vidriomontadas en cada extremo. Con eso logró una amplificación de 8 aumentos —el aumento es la unidad de medición que indica la forma en que se aprecia un objeto de tal manera que el observador se ubica a una distancia determinada más cercana al él—.

galileo-saturno-diagrama-texto_1.jpg
Diagrama que hizo Galileo Galilei sobre su percepción de los anillos de Saturno | Foto: Especial
 

Pese a que Galileo Galilei tuvo telescopios con un tamaño mayor , no tenía el sentido de que esas protuberancias —o apéndices como le—— debido a que su telescopio no tenía la capacidad suficiente —los astrónomos lo que llaman resolución— para poder diferenciar lo que hoy conocemos que son los anillos de Saturno.

No fue hasta 1659, cuando el astrónomo Cristian Huygens , ya con un telescopio superior al genio toscano , tenía visualizar que Saturno no tenía orejas sino anillos.

Hoy en día, Galileo, envidiaría el telescopio de cualquier niño y la mayoría de los telescopios comerciales básicos, ver una manera razonable de Saturno y Júpiter con una resolución suficiente como para distinguir los anillos de Saturno y los satélites más grandes de Júpiter. Este sábado, la posición de los planetas es ideal para disfrutar de esta imagen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir