La ciencia en busca de la quinta fuerza del Universo

 
Ahora se ha decidido hacer un experimento más. El nuevo detector se llama FASER, por las siglas en inglés de Forward Search Experiment. Su objetivo es la búsqueda de un nuevo fenómeno. Con él se quiere complementar lo que hacen los experimentos ya establecidos para explorar nuevas formas de materia que podrían dar una explicación de lo que está hecha la materia oscura. 

Es decir, la sustancia invisible que, de acuerdo con observaciones astrofísicas, conformaría el Universo hasta en un 27 por ciento. Se trata de una forma de materia que no interacciona de forma electromagnética, razón por la cual no podemos verla con la emisión de luz como a la materia ordinaria.
 
Los experimentos actuales ALICE, CMS, ATLAS y LHCb no han sido optimizados para detectar partículas que se podrían estar produciendo en la colisión de protones y que, probablemente, salen de la reacción en dirección muy horizontal. Por esta razón se pensó en diseñar un nuevo detector que cubra las regiones más inaccesibles. Con FASER se quiere ver lo que los otros no ven.
 
 

 
El nuevo detector será colocado a 480 metros del punto de interacción en que actualmente se encuentra el experimento ATLAS, —las partículas raras que se puedan producir en la colisión escaparían al gran detector, pero volarán en línea recta para ser vistos con el nuevo instrumento —.  El experimento será instalado durante lo que queda de este año y el 2020 para comenzar a registrar eventos en 2021.
 
Entre los objetos extraños que quiere observar FASER están las partículas asociadas con lo que podría ser la materia invisible del Universo. El “fotón oscuro” es una de ellas. Lo peculiar y extravagante de este fotón es que representa a una hipotética quinta fuerza en la naturaleza.
 
Recordemos que hasta ahora solo conocemos cuatro interacciones fundamentales: la gravitación, que es la más común de las cuatro porque todos nos percatamos de su presencia; la electromagnética, que es también muy conocida ya que esta presente en el fenómeno de la electricidad; la fuerza fuerte y la fuerza débil que son menos conocidas porque su alcance es microscópico y no se perciben de manera directa.   
 
No obstante, podemos imaginar que en las gigantescas cantidades de materia oscura del Universo existan otras interacciones. Una quinta fuerza sería aquella que es transmitida por un fotón que no es visible  —fotón oscuro —.
 
Lo que FASER podría ver no solo nos daría idea de lo que la materia oscura está hecha sino, además, ampliaría nuestra visión de las fuerzas naturales.
 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir