Cuestiona

¿Las plantas sienten dolor?

Susan Irais 22 / Nov / 18
Las plantas pueden percibir el ambiente de forma negativa o positiva; se estresan; se defienden cuando son dañadas y también le advierten a sus compañeras

No, pero sí se estresan. Las plantas pueden percibir el ambiente de forma negativa o positiva, “no se puede hablar de dolor, ni de sentimientos porque eso es propio del humano. Nosotros hemos determinado que el dolor sea negativo y la alegría positiva. Pero ellas no, ni siquiera tienen sistema nervioso central”, indica Ulises Rosas López, investigador del Jardín Botánico de la UNAM.

Sabemos que las plantas se estresan porque tienen mecanismos de respuesta, o defensa a ciertas condiciones. Cuando una planta sufre el corte de una de sus hojas —estrés por daño— envía una señal rápida que llega a las otras hojas y les comunica que está dañada. Las otras hojas empiezan a sintetizar metabolitos secundarios como los glucosinolatos para amargarse, entonces si el daño es por un herbívoro, no seguirá comiendo la planta.

“Hay dos formas de evaluar si una planta está estresada, una es la macroscópica, es decir, ver las condiciones de la planta: si está creciendo de manera óptima o lenta. Y la segunda es molecular, en esta se mide la expresión génica y se identifica el gen activo. En cada tipo de estrés, se enciende distintos genes”, explica el investigador.

Por ejemplo, los genes que se encienden cuando la planta está dañada o hay herbívoros son los que sintetizan una hormona llamada jasmonato —es un aroma muy fuerte—, ésta hormona señaliza el estrés. Y pude llegar a otras plantas a través del aire. “El jasmonato indica a otras plantas que una de sus compañeras está siendo dañada, entonces reaccionan: se amargan, no crecen o no se reproducen”, finaliza el experto.

 

La comunicación de las plantas

Las plantas tienen un mecanismo de comunicación gracias a un aminoácido llamado glutamato y a canales de calcio que les permiten percibir y enviar señales. En el vídeo se puede observar cómo el suministro de glutamato cómo en la punta de una hoja crea una fuerte ola de calcio que viaja a toda la planta. Crédito: Simon Gilroy/UW-Madison.

Reacción de la planta ante un estrés provocado por un herbívoro

Una oruga de repollo se alimenta de las hojas de una planta de mostaza, esto genera una ola de calcio —luz fluorescente— que atraviesa la planta y desencadena respuestas de defensa en hojas distantes.Crédito: Simon Gilroy/UW-Madison.

Autor: Susan Irais
Periodista de ciencia. Colaboradora en Tangible y Asistente de Información de Iván Carrillo. Profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha escrito para la revista Algarabía y Ciencia UNAM de la Dirección General de Divulgación de Ciencia.
Referencias:
Masatsugu Toyota, Dirk Spencer, Satoe Sawai-Toyota2, Wang Jiaqi, Tong Zhang, Abraham J. Koo, Gregg A. Howe, Simon Gilroy. (14 Septiembre 2018) Glutamate triggers long-distance, calcium-based plant defense signaling, Science, Vol. 361, Issue 6407, pp. 1112-1115 DOI: 10.1126/science.aat7744, http://science.sciencemag.org/content/361/6407/1112