Geo

Megafauna: conoce al pingüino y loro gigantes que una vez vivieron en Nueva Zelanda

Mongabay Latam 17 / Oct / 19
Los paleontólogos encontraron fósiles de dos aves gigantes extintas en Nueva Zelanda: un enorme pingüino que habría sido casi tan alto como un humano adulto promedio, y el loro más grande descrito

Hace millones de años, pájaros gigantes deambulaban por la antigua Nueva Zelanda. El moa, un ave no voladora que se cree que pesó hasta 230 kilogramos, y el águila de Haast, que es el águila conocida más grande, son un ejemplo de la megafauna extinta que habitaba esas tierras. También estaban presentes varias especies de pingüinos gigantes, hoy extintos, como el Kumimanu biceae.

Los paleontólogos encontraron fósiles de dos aves gigantes extintas en Nueva Zelanda: un enorme pingüino que habría sido casi tan alto como un humano adulto promedio y el loro más grande identificado hasta ahora. Los investigadores describieron ambas especies en dos estudios separados publicados en agosto.

Waipara Greensand ha sido una mina de oro para fósiles extintos de pingüinos. C. waiparensis es la quinta especie de pingüino antiguo que se describe a partir de fósiles encontrados allí

Pingüino gigante

La nueva especie de pingüino gigante extinto, formalmente llamada Crossvallia waiparensis, fue descrita a partir de huesos de pierna encontrados en el sitio arqueológico Waipara Greensand, en la región de North Canterbury en 2018. El pingüino habría vivido durante la época del Paleoceno, entre 66 millones y 56 millones de años atrás, dicen los investigadores en un nuevo estudio.

A partir de la longitud de los huesos de las piernas, también concluyeron que el ave midió 1.6 metros de altura y pesó alrededor de 80 kilogramos. A modo de comparación, un pingüino emperador, la especie de pingüino viva más alta y pesada, puede alcanzar hasta los 1.3 metros de altura y pesar hasta 45 kilogramos.

pingu-texto-ya.jpg
Pingüino emperador, la especie de pingüino viva más alta y pesada | Foto: Pixabay

El pariente más cercano del Crossvallia waiparensis no es otro pingüino de Nueva Zelanda, sino una especie de pingüino del Paleoceno, Crossvallia unienwillia, descrita a partir de un esqueleto parcial fosilizado recuperado del Cross Valley en la Antártida en 2000, concluyen los investigadores.

«Cuando la especie de Crossvallia estaba viva, Nueva Zelanda y la Antártida eran muy diferentes a las actuales: la Antártida estaba cubierta de bosques y ambos tenían climas mucho más cálidos», dijo Paul Scofield, coautor del estudio y curador principal del Museo Canterbury, en un comunicado.

Waipara Greensand ha sido una mina de oro para fósiles extintos de pingüinos. C. waiparensis es la quinta especie de pingüino antiguo que se describe a partir de fósiles encontrados allí, y «también hay más por venir», dijo Gerald Mayr, coautor del estudio y paleontólogo del Museo de Historia Natural de Senckenberg en Frankfurt. «Creemos que hay más fósiles que representan nuevas especies aún por describir».

El pingüino habría vivido durante la época del Paleoceno, entre 66 millones y 56 millones de años atrás, dicen los investigadores en un nuevo estudio.

El loro más grande conocido

Hasta hace poco, el kakapo, un loro no volador y en Peligro Crítico en Nueva Zelanda, era el loro más grande conocido en el mundo. Sin embargo, la especie recientemente descrita del loro extinto Heracles inexpectatus, llamado así por el héroe de la mitología griega, probablemente duplicaba su tamaño, dicen los investigadores en otro estudio publicado a principios de agosto.

H. inexpectatus habría pesado alrededor de 7 kilogramos y habría alcanzado una altura de aproximadamente un metro. Probablemente también tuvo un pico enorme que podría haber usado para «abrir de par en par cualquier cosa que quisiera (…) tal vez incluso hasta otros loros», dijo en una declaración Michael Archer, coautor del estudio y paleontólogo de la Universidad de Nueva Gales del Sur en Australia.

lorito-texto-yaaaa.jpg

Representación artística de la especie extinta del loro gigante Heracles inexpectatus | Imagen de Brian Choo/Flinders University

Los fósiles del loro gigante se recuperaron por primera vez cerca de St. Bathans en el centro de Otago, Nueva Zelanda, en 2008. Durante mucho tiempo, los investigadores pensaron que los huesos pertenecían a una especie extinta de águila. Sin embargo, después de un análisis más detallado, concluyeron que los fósiles eran de una especie de loro que había vivido hace unos 19 millones de años.

«Nueva Zelanda es conocida por sus aves gigantes», dijo Trevor Worthy, autor principal del estudio y profesor asociado en la Universidad de Flinders en Adelaida. “No solo los moa dominaban la avifauna, sino que los gansos gigantes y las adzebills compartían el suelo del bosque, mientras que un águila gigante dominaba los cielos, pero, hasta ahora, nadie había encontrado un loro gigante extinto en ninguna parte».

Este artículo se publicó originalmente en Mongabay Latam.

Autor: Mongabay Latam
Referencias:
Mayr, G., De Pietri V. L., Love, L., Mannering, A., & Scofield, R. P. (2019) Leg bones of a new penguin species from the Waipara Greensand add to the diversity of very large-sized Sphenisciformes in the Paleocene of New Zealand. Alcheringa: An Australasian Journal of Palaeontology. doi: 10.1080/03115518.2019.1641619,Worthy, T. H., Hand, S. J., Archer, M., Scofield, R. P., & De Pietri, V. L. (2019). Evidence for a giant parrot from the Early Miocene of New Zealand. Biology letters, 15(8), 20190467. doi: 10.1098/rsbl.2019.0467