Qué es y para que sirve el incienso: Te contamos todos sus beneficios, propiedades y secretos

incienso para que sirve

El incienso es una preparación natural hecha a base de las secreciones aromáticas de varios vegetales, mezcla hecha normalmente con ciertos aceites especiales, también de origen vegetal. Estos son hechos específicamente para ser quemados, esto pues su humo cuenta con varios beneficios y usos.

Al parecer, el incienso ha sido una mezcla que la humanidad ha empleado desde hace más de 1500 años, siendo uno de los primeros en usarlo el rey Rama-Ka.

Si bien, este producto se le ha asociado con ciertas enfermedades, lo cierto es que también tiene un mayor número de beneficios y usos que lleva a las personas a seguir utilizando en sus hogares.

Propiedades del incienso

El incienso, ya sea en madera, sahumerio o carboncitos, se utiliza para la fitoterapia y la aromaterapia. Pues, cuenta con varios ingredientes que ayudan a una persona de forma física y mental.

Mejora la circulación

Sin importar el tipo de incienso que se utilice, todos los inciensos cuentan con un ingrediente en común: ácido boswélico. Este es un elemento que cuenta con varios efectos antiinflamatorios que ayudan a las personas a mejorar su flujo sanguíneo y su circulación.

Reduce la ansiedad

Se ha comprobado que el incienso logra reducir la ansiedad en las personas. De hecho, un estudio hecho para revelar el efecto del incienso en las mujeres reveló que antes de someterse a una biopsia, la quema de incienso ayuda a reducir todo el estrés que puedan sentir horas antes.

Limpia el ambiente

El incienso cuenta con varias propiedades antisépticas y desinfectantes, las cuales, al quemarse, limpian la zona en la que se encuentra. Algo que también repercute en el sistema inmunitario de una persona, ya que esto impide que los gérmenes penetren este lugar.

Efectos afrodisiacos

Esta es una propiedad que es exclusiva del incienso de loto azul, el cual es bastante conocido por activar el hipotálamo de una persona. El cual es el responsable de activar la excitación sexual de una persona, aumentando su producción de testosterona y el flujo sanguíneo de los órganos sexuales.

Ambientador natural

Sin importar la planta que posea, el incienso ayuda a refrescar una habitación, ya que estas pueden sahumarse y renovar sus energías, sin dejar algún químico dañino en el ambiente como sucede con los ambientadores en aerosol. Además de encargarse de eliminar cualquier mala vibración que esté alojada en el ambiente.

Alivia los cuadros depresivos

De forma general, el incienso trata con distintos malestares de una persona, como lo son los episodios depresivos que puede tener una persona. Cabe aclarar, esto no significa que deba dejar de tomarse los medicamentos que se tienen prescritos.

¿Cuáles son los beneficios del incienso?

Más allá de las propiedades naturales del incienso, este también cuenta con varios beneficios adicionales, los cuales mencionaremos a continuación:

  • Consumo de tés: Aunque no se recomienda consumir el incienso en su forma sólida, tomar la planta de este en un té, sirve como un estimulante y un limpiador para la piel, siempre que no se tenga alguna alergia.
  • Repelente: Aparte de limpiar el ambiente, su olor también sirve para ahuyentar a los mosquitos y otros insectos.
  • Quema durante el embarazado: Aunque puede ser dañino para algunas personas, el incienso puede ayudar a las embarazadas con su estrés, así como mitigar ciertos síntomas como las náuseas.
  • Uso como ungüento: Así como con el té, el incienso puede someterse a un un proceso de preparación para que quede como un ungüento y curar zonas dañadas de la piel que tengan edemas, hinchazón e incluso quemaduras.
  • Mejora los dientes y sus encías: Si bien, comer el incienso en sí puede provocar vómito y diarrea, además de otras enfermedades, masticar únicamente la resina ayuda a mejorar la salud bucal y tener unos dientes más fuertes.
  • Crea un ambiente adecuado para la meditación: Uno de los usos más conocidos del incienso, es aquel que se le da a la hora de meditar. Las personas que hacen esta actividad utilizan el aroma del incienso para ayudar en su concentración y entrar en una meditación profunda.

Adicionalmente, se siguen haciendo varios estudios acerca del incienso para tratar otra clase de enfermedades como el Parkinson, el Alzheimer, el asma o el cáncer, por mencionar algunos.

De momento, no han habido resultados contundentes sobre una cura, pero sí han logrado revelar que la quema de incienso puede ayudar a retrasar la aparición de estas enfermedades y aliviar algunos de los síntomas.

Tipos de incienso y sus significados

Existen un gran número de inciensos, dependiendo del que se vaya a utilizar y las plantas que tenga, este puede tratar con mayor efectividad alguno de los beneficios que ya hemos dicho, e incluso tener otros usos.

Entonces, hemos hecho una lista de los inciensos más usados y los beneficios que estos tienen:

  • Canela: Este es uno de los más usados, ya que emplear canela como incienso sirve para atraer protección hogareña, y se dice que ayuda en la prosperidad económica.
  • Lavanda: Un sahumerio para ayudar en la vida amorosa de una persona. No solo es ideal para cambiar el ambiente tenso en las citas que se hagan en el lugar, sino que también promueve la belleza, el amor propio y sirve para los rituales relacionados con la pareja.
  • Manzana: Usando la manzana como un sahumerio, las personas pueden cuidar su salud, aliviando las dolencias físicas de una persona, y les otorga la fuerza que necesitan para salir de las situaciones que los aquejan.
  • Vainilla: Un incienso cuyas propiedades recaen más en el aspecto espiritual, ya que se le induce bondad y una mayor humildad a las personas que entren en contacto con su fragancia.
  • Maderas de Oriente: Este es uno de los inciensos más fuertes, pues logra crear con su fragancia un estado de misticismo absoluto. Sus beneficios incluyen la ayuda en el emprendimiento y la creación de un buen estado de meditación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir