Cuerpo

Peligro: la contaminación atenta contra tu corazón

Susan Irais 15 / May / 19
Los grandes índices de contaminación en la CDMX afectan a nuestra salud más allá de las náuseas, también afecta nuestro corazón

Han pasado apenas tres días de contingencia ambiental, pero sus estragos ya son notables en el cuerpo de los capitalinos desde dolores de cabeza, náuseas hasta enfermedades respiratorias. La Contingencia Ambiental Atmosférica Extraordinaria por partículas (PM2.5) Y Ozono en la ZMVM continúa y el Sistema de Monitoreo Atmosférico (SIMAT) hoy registra mala calidad del aire, con un índice de 142.

De acuerdo al SIMAT, la exposición a los contaminantes del aire está asociada al incremento de las enfermedades respiratorias con mayor frecuencia en la población susceptible (niños, adultos mayores, mujeres embarazadas y las personas con enfermedades respiratorias y cardiovasculares).

corazon.jpg
El aumento en la contaminación ambiental no sólo perjudica las vías respiratorias, también genera problemas cardiacos | Foto: Especial

Las partículas menores a 2.5 micras no son filtradas por el sistema respiratorio y entra sin problemas. El cuerpo la percibe como algo malo —porque se trata de ozono y monóxido de carbono— y crea un estado proinflamatorio que favorece el desarrollo de muchas enfermedades respiratorias, pero también cardíacas.

Todos sabemos que fumar es muy malo, provoca cáncer, infartos y demás, la cantidad alta de contaminación como la actual es semejante a estar expuesto a las toxinas de más de 20 cigarros al día, incluso, algunos afirman que es una exposición de hasta 40 cigarros al día”, explica a Tangible David Alfonso Aguilar Pulido, médico cardiólogo.

En peligro la capital de nuestro cuerpo

El corazón se ve afectado por la contaminación principalmente por infartos y arritmias. Nuestro cuerpo ve a la mala calidad de aire como algo dañino y produce una inflamación generalizada.

Lo que sucede, es que el cuerpo genera interleucinas proinflamatorias, es decir, por el contacto de contaminantes con los pulmones algunos glóbulos blancos migran hacia donde en teoría hay un proceso inflamatorio, y ese cumulo células que no debería de estar hacen que las placas de grasa se hagan más grandes, y eso favorece infartos y arritmias”

Los infartos se puede presentar más fácilmente cuando hay estados como la diabetes porque una persona diabética prácticamente todo el tiempo tiene un proceso inflamatorio. Si además fuma, los riesgos incrementan.

"Por el contacto de contaminantes con los pulmones algunos glóbulos blancos migran hacia donde en teoría hay un proceso inflamatorio, y ese cumulo células que no debería de estar hacen que las placas de grasa se hagan más grandes, y eso favorece infartos y arritmias”
Foto: Cortesía

Corazón roto

Cuando una parte del corazón muere se llama infarto. Ocurre porque se tapa un conducto por el que le llega sangre a una parte del corazón, y éste al no tener sangre, muere. Es gangrena, pero en el corazón.

Si una persona sobrevive a un infarto muy grande, es muy poco probable que viva más tiempo porque el corazón continúa manejando presiones grandes y el tejido muerto puede romperse.

corazon3.jpg
El corazón muere al momento de sufrir un infarto, esto ocurre por que la sangre deja de llegar | Foto: Especial

Las rupturas son más frecuentes son en mujeres mayores de 65 años, son complicaciones muy graves que tienen una probabilidad muy alta de defunción.

Para evitar problemas cardiacos, el cardiologo recomienda tener una buena alimentación (no comer grasas diario), hacer ejercicio, no fumar, controlar la hipertensión —si se padece—, evitar la obesidad; porque todos estos son factores que los propician” concluye.
 

Autor: Susan Irais
Periodista de ciencia. Colaboradora en Tangible y Asistente de Información de Iván Carrillo. Profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha escrito para la revista Algarabía y Ciencia UNAM de la Dirección General de Divulgación de Ciencia.