Cosmos

¿Por qué esta no es una fotografía del agujero negro?

Enrique Anzures 09 / Apr / 19
No es posible ver una fotografía de un agujero negro porque éste no emite luz... entonces ¿qué es lo que estamos viendo?

El mundo se encuentra entusiasmado ante la publicación de la primera "fotografía" de un agujero negro. No obstante, una imprecisión técnica hace que este titular sea básicamente una mentira.

"Los agujeros negros son invisibles porque no emiten luz. Entonces si no se ven ¿cómo le tomo una foto? Es verdad si estuviera solo no se vería, pero los agujeros negros no están solos, están rodeados de materia, en este caso —y en muchos de los agujeros negros gigantes— suponemos que tienen un disco, —como los anillos de Saturno— de materia. Este disco le está dando vuelta al agujero negro, las da tan rápido que se calienta y al calentarse  no emite luz visible sino que emite rayos x y gama. Eso es lo que se puede detectar. Entonces, aunque no podamos ver el agujero negro, vemos el disco a su alrededor y eso nos da información de lo que está pasando en ese agujero negro", explica Miguel Alcubierre del Instituto de Ciencias Nucleares de la UNAM.

Una fotografía es, por definición, el registro de la luz en el espectro visible para el ojo humano (conocido como espectro electromagnético y que va de longitudes de onda de 390 a 750 nanómetros) en un soporte que puede ser un sensor digital o una base de plata sobre gelatina (fotografía análoga). La palabra proviene del griego φῶς (raíz φωτ-, phōs, «luz»), y γράφω (raíz γράφ-, graf, «rayar, dibujar, escribir»), que en conjunto, significa «escribir/grabar con la luz.

La pregunta es cómo podríamos escribir con la luz proveniente de un objeto que no solo no emite luz, —por eso se llama agujero negro— sino que por acción de la gran fuerza gravitatoria que lo caracteriza atrae hacia su centro toda la luz que pasa en su derredor.

De esta manera tenemos que la manera precisa de nombrar lo que se presentará mañana son dos imágenes por interferometría de agujeros negros supermasivos ubicados, el primero, en el centro de la Vía Láctea denominado como Sagitario A* y, el segundo, en la galaxia M87.

La interferometría es una técnica que permite combinar ondas electromagnéticas proveniente de diferentes receptores aplicando el principio de súper posición para lograr una imagen de mayor resolución. En este caso, las imágenes superpondrán el registro de la radiación térmica (invisible para el ojo humano) que logra escapar del contorno de los agujero negros captados por una red de ocho telescopios entre los que el Gran Telescopio Milimétrico (GTM)  —ubicado en la Sierra Negra de Puebla— juega un papel preponderante.
 

La imagen que obtuvo el proyecto Event Horizon Telescope fue del agujero que se encuentra en la galaxia M87, a 50 millones de años luz de distancia.
Foto: Especial

 

Autor: Enrique Anzures