Geo

Pues no… tampoco había búfalos en Nueva York cuando en México ya había imprenta

Susan Irais 28 / May / 19
Los búfalos no pastaban en Nueva York cuando en México había imprenta (1539), pero sí había civilizaciones agricultoras que entre otras cosas desarrollaron mejores técnicas de cultivo para el maíz, frijol y calabaza

“México se fundó hace más de 10.000 años. Con todo respeto, todavía pastaban los búfalos en lo que hoy es Nueva York y ya en México había universidades y había imprenta”, sostuvo el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante la mañanera del pasado lunes 27 de mayo.

Este comentario despertó curiosidad en Julieta Fierro Gossman, astrónoma y divulgadora de la ciencia de la UNAM. Entonces, se dio a la tarea de investigar acerca de este hecho.

La ventaja de escuchar las mañaneras, es que le da a uno curiosidad”, asegura Julieta.

En principio los chinos inventaron la imprenta en 868, después, Gutenberg la mejoró en 1438. En 1539 se instalaron las primeras imprentas en México, de acuerdo al libro 450 años de imprenta en México. ¿Pero qué pasaba en Nueva York mientras en México ya había imprenta?

imprenta.jpg
Tuit de Julieta Fierro acerca de la imprenta | Foto: Captura de pantalla de Twitter

Antes de Nueva York, antes de Nueva Amsterdam, había Lenapehoking, la tierra de los Lenape, los habitantes originales de los lugares que llamamos Manhattan, Westchester, el norte de Nueva Jersey y el oeste de Long Island. Esta es la historia de su primer contacto con los exploradores y pobladores europeos y su destierro gradual de sus tierras ancestrales, de acuerdo a El trágico relato de los Lenape, los nativos de Nueva York.

Lo primero que hay que aclarar, es que en esa época no existía la ciudad de Nueva York como tal, pero en donde se localiza hoy, en 1539 vivían los Lenapes en el actual NY; eran agricultores, cazaban venados, peces y aves; pero no cazaban búfalos porque no había en ese lugar”, asegura Julieta.

bufalos.jpg
Tuit de Julieta Fierro a propósito de bisontes | Foto: Captura de pantalla de Twitter

Nueva York en aquella época no había bisontes, pero sí habitaban ahí, venados, alces, osos negros, zorros, pumas, linces y diferentes especies de aves, de acuerdo al diario de William Wood, Prospecto de Nueva Inglaterra de 1634. (Abajo,en las referencias encontrarás los libros citados).

La trilogía de los Lenapes

Culturas como los Lenapes descubrieron formas más eficientes cultivar: La trilogía (maíz, frijol y calabaza), “esta trilogía consiste en que si uno siembra una planta de maíz y una mata de frijol, el frijol produce nitrógeno para él y para el maíz, además el frijol tiene donde enredadores y crecer bien. Ahora, si agregamos la calabaza, sus hojas extendidas rodean a las plantas de maíz, evitan que crezcan otras hierbas y mantiene la humedad”, dice la divulgadora.
 

Culturas como los Lenapes descubrieron formas más eficientes cultivar maíz, frijol y calabaza)
Ilustración de 1890

¿Y qué con los bisontes de Nueva York?

Los primeros búfalos los descubrieron los franceses cerca de los grandes lagos de EEUU, pero no eran búfalos, en realidad eran bisontes y nunca habitaron Nueva York”, dice Julieta.

“Los bisontes habitan grandes planicies. Hasta 1800 se tiene registro de los últimos avistameintos de estos animales en Saltillo y Parras, dejaron de llegar hasta México porque se cercó el gran corredor que venía desde Canadá, pero Nueva York no es su hábitat”, dice el biólogo y arqueólogo Arturo Homero González González, director del Museo del Desierto.
 

Mapa lamentable de 1876 rastrea la desaparición del bisonte americano

De acuerdo a la ficha del bisonte de la de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (CONABIO). La subespecie de México (Bos bison bison) fue abundante en las planicies de Estados Unidos, sur de Canadá y norte de México hasta finales del siglo XIX. En México se cree que fue abundante en Monclova y Parras, Coahuila, en el siglo XVII. A finales del siglo XX, hay registros al sur de Casas Grandes, Chihuahua, Sonora y Coahuila.

 

El Bisonte es el animal terrestre más grande en Norteamérica. Tiene una cabeza grande con cuernos curvos, y posee una larga melena que le cubre casi toda la cabeza
Bisonte del Parque Nacional Yellowstone | Foto: Especial
Autor: Susan Irais
Periodista de ciencia. Colaboradora en Tangible y Asistente de Información de Iván Carrillo. Profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha escrito para la revista Algarabía y Ciencia UNAM de la Dirección General de Divulgación de Ciencia.
Referencias:
McCully, Betsy. City at the Water’s Edge: A Natural History of New York. Rivergate/Rutgers, 2007.
,Waldman, John. Running Silver: Restoring Atlantic Rivers and Their Fish Migrations. Lyons Press, 2013.,Waldman, John. Heartbeats in the Muck. Revised edition. New York: Fordham University Press, 2012.