Cuerpo

¿Qué es la peneplastia?

Susan Irais 06 / Feb / 19
El órgano sexual masculino puede ganar hasta nueve centímetros a través de procedimientos quirúrgicos

La respuesta es afirmativa. Es posible agrandar el pene. “Esta cirugía logra alargar y engrosar el pene a través de la liberación de estructuras internas pegadas al púbis”, explica Miguel Ángel Guevara, el único penoplasta mexicano certificado por la Academia Internacional de Penoplastia (IAP).

 “La medida estándar del pene en estado de flacidez es de 8.55 centímetros y de circunferencia 8.33 centímetros. En estado erecto no hay una escala mundial, ni una escala comparativa porque es sumamente variable, y depende del cuerpo cavernoso y de la sangre que entra. Pero los hombres creen que el tamaño de su miembro es el de su hombría, por eso yo opero cerebros a través del bisturí”, expone el doctor Guevara. 

La penoplastia consiste en una incisión pequeña de 4 por 4 centímetros para liberar dos ligamentos y desplazar la porción interna del pene. “Esta operación tiene una ganancia sobre el estado de flacidez de cinco centímetros y en erección de un 40% de lo ganado en estado de flacidez. Aunque hay pacientes que han aumentado hasta 9 centímetros en flacidez y han tenido una ganancia hasta un 60% en estado de erección”, dice el médico.

peno.jpg
Penoplastia realizada por el doctor Miguelángel Guevara | Foto cortesía del doctor Miguelángel Guevara

En el procedimiento se reubican tejidos dentro del espacio que quedo para garantizar que el pene no vuelva a su estado normal. “Para engrosarlo se usa grasa autóloga (del propio cuerpo), con ella no existe posibilidad de rechazo ni incompatibilidad. Los engrosamientos promedios alcanzados son entre 3.5 a 4.5 cm de aumento en circunferencia”, explica el penoplasta. La operación es ambulatoria, se indican de 3 días de reposo absoluto para evitar hematomas y hasta el día 35 se pueden reanudar actividades deportivas y sexuales. 

El doctor Guevara explica que la penoplastia no presenta riesgos respecto a la erección, eyaculación, sensibilidad, capacidad de orgasmo y fertilidad, porque “el ligamento con el que se trabaja (el suspensorio) se encuentra por fuera del cuerpo del pene y, por lo tanto, su sección no interfiere con las estructuras internas del pene”.
 

                              Contraindicaciones 

Sin embargo, la cirugía está contra indicada para hombres con enfermedades hematológicas como coagulopatias que no permiten que el sangrado pare en forma adecuada, o pacientes con intolerancia a los medicamentos administrados, personas con problemas cardíacos graves y diabetes mellitus avanzada. “Tampoco se realiza en pacientes psiquiátricos y con expectativas irreales”, explica el cirujano plástico.

Esta operación tiene terapias complementarias como agrandamiento de glande, levantamiento escrotal o una liposucción de pubis para embellecer la zona genital, “el 90% de los pacientes piden agrandamiento del glande y liposucción de la región púbica con la finalidad de que se vea proporcionalmente más grande y más estético”, añade el penoplasta.

También te recomendamos: El órgano que tanto preocupa a los hombres, la relación del tamaño del pene con la salud y el placer vista desde la ciencia.

Para verlo da clic aquí o en la imagen.

Foto: Ciencia UNAM
Autor: Susan Irais
Periodista de ciencia. Colaboradora en Tangible y Asistente de Información de Iván Carrillo. Profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha escrito para la revista Algarabía y Ciencia UNAM de la Dirección General de Divulgación de Ciencia.