Fundamentos de la Religión Azteca: Dioses, Cultura y Arte

La religión azteca es una de las más fascinantes de la historia, la cual ha sido estudiada por expertos durante siglos, ya que toda su sociedad estaba basada en sus principios religiosos. Así que, conociendo más de sus creencias podrán aprender más de esta sociedad tan trascendental.

Toda la religión de los aztecas estaba cargada de muchos simbolismos, tradiciones antiguas y creencias de estilo politeísta. Tales elementos, fueron los principios que ayudaron a convertir a los aztecas en una de las civilizaciones mesoamericanas más poderosas y trascendentales de todos los tiempos.

Entonces, por tales motivos vamos a hablar un poco de la religión azteca, sus bases y el impacto que tuvieron en su sociedad.

¿Cómo eran los aztecas?

aztecas religion
Este fue un imperio mexicano que existió durante los siglos XIV y XVI, los cuales tenían un régimen completamente teocrático, siendo considerados como los aborígenes mexicanos más religiosos.

El poder de los aztecas era tan grande que eran los principales regentes de la zona hasta la llegada de los europeos a principios del siglo XVI, lo cual había sido estructurado por factores como:

Cultura

Como toda su sociedad estaba basada en sus comportamientos religiosos, ellos organizaron toda su educación basándose en estos aspectos. Por lo que tenían una estructura bastante organizada y bien educada.

Para los aztecas, era fundamental el estudio de la teología, el liderazgo y, sobre todo, la astronomía, ya que este último era el recurso que utilizaban para marcar las fechas de sus tradiciones y celebraciones.

Arte

arte azteca

Para los aztecas, el arte era su forma de poder expresarse, e incluso era utilizado como una forma de comunicarse con otras culturas.

Ellos solían trabajar frecuentemente con piedra y madera para crear estatuas que venían con una gran carga simbólica y religiosa, los cuales se han convertido en tesoros invaluables para el mundo.

Arquitectura

Sin duda, la arquitectura era algo que estaba íntimamente relacionado con la religión de los aztecas, pues ellos demuestran el respeto que le tenían a sus dioses creando grandes edificaciones y monumentos.

Entonces, todos sus templos tenían una gran presencia que solía intimidar, anteriormente, a otras culturas. Así que muchos consideran que este era otro de los motivos de su construcción: imponer respeto.

Características de la religión azteca

Como ya hemos dicho, los aztecas creían en la existencia de más de un Dios, entonces, tenían varias tradiciones y celebraciones que les rendían culto. Pero, la mayoría de estos estaban asociados con los ciclos solares.

De hecho, para los aztecas era tal la fascinación con su religión que ni siquiera se han encontrado referentes de aztecas que no le rindieran culto a los dioses, mostrando la inclusión que tenía esta doctrina en su sociedad.

Fundamentos

Como los aztecas eran fieles seguidores de la astronomía, muchos de sus dioses estaban basados en la agricultura o el sol y los ciclos de este, incluso llegaban a realizar sacrificios humanos en el nombre de estos, asesinando a su propia gente.

Los aztecas se originaron de las tribus nahuas que llegaron al valle de México. Aunque ellos incluyeron nuevas deidades cuando llegaron a estas tierras nuevas, ellos siempre le dieron mucha más importancia a sus dioses originales.

De hecho, cada vez que los aztecas conquistaron una nueva nación, añadían nuevos dioses a su mitología. Por lo que se vieron forzados a crear nuevas historias que entrelazan las creencias antiguas y las nuevas.

Ofrendas

La razón de que los aztecas ofrecieran sacrificios era porque estos creían que el sol moría cuando pasaba cierto número de años. Así que, para que esta “deidad” pudiera renacer ellos debían darle ofrendas que le devolviera sus energías.

Normalmente, la ofrenda que ofrecían los aztecas era el sacrificio de un humano, los cuales podían ser sus miembros, los cuales se ofrecían como voluntarios, o los prisioneros que tuvieran en ese momento.

Los rituales consistían en la decapitación de los sacrificios y la toma de sus cabezas, para despellejarlos hasta que queden únicamente el cráneo. Luego de esto, los aztecas abrían agujeros en ambos lados del cráneo y los unían en un poste de madera e inician sus rituales, en los cuales se incluía la misma sangre de los devotos.

Dioses de la religión azteca

dioses aztecas

Como ya hemos dicho, los aztecas eran politeístas, hasta el punto que le rendían culto al menos a 115 dioses diferentes, aunque varios estudios dicen que es muy probable que haya más de los que no se han encontrado registro. Entre los más destacados están:

Tláloc

El dios de la lluvia, se decía que aquellos que morían en inundaciones o por el impacto de un rayo iban al Tlalocan, traducido como el "Recinto de Tláloc", un lugar donde se puede disfrutar de una vida eterna.

Para honrarlo, los aztecas hacían sacrificios humanos únicamente de doncellas y niños. Mientras los granjeros les ofrecían cosechas de maíz.

Tezcatlipoca

Es el dios azteca que representa el principio de la dualidad, por lo que su imagen tenía dibujada un espejo, hecho para representar a la misma humanidad.

Este dios está relacionado con las cosas materiales, la fortuna y el destino de los aztecas. Motivo por el cual su celebración era una de las más importantes para esta cultura, pues hacerlo enojar solo atraería grandes fatalidades.

Quetzalcóatl

Este es uno de los dioses más fundamentales para la cultura azteca, pues él representa las artes de esta civilización. Además de ser considerado como el ser que introdujo la civilización.

Para honrarlo, no era necesario utilizar sacrificios humanos, en cambio, los devotos debían extraer la sangre de las venas que se encuentran ubicadas en su lengua y sus orejas para usarlos en sus rituales.

Huitzilopochtli

Para los aztecas, él era el dios más importante de todos, al cual se le identificaba con la figura de la serpiente.

Huitzilopochtli representa la guerra, la sabiduría y el poder. Así que, para honrarlo, se hacía una celebración en su honor en la cual se hacían varios sacrificios humanos, para que sus cuerpos pudieran ser unidos en una masa y atravesados por una flecha.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir