Sociedad

¿Sin gasolina?: Ante la escasez, eficiencia en el consumo

Iván Carrillo 10 / Jan / 19
El desabasto orilla a pensar no solo en la distribución sino también en la demanda de hidrocarburos para la movilidad. La eficiencia de los automóviles marca una diferencia significativa en la economía familiar

El pánico llegó a la Ciudad de México. En el interior de los automóviles formados en kilométricas filas se percibe la frustración y la resignación de los capitalinos en busca de  gasolina. Una escena repetida desde hace días en varios estados del centro y del occidente del país, ante los problemas de distribución propiciado por el cierre de los ductos iniciado el 21 de diciembre por las autoridades como medida para combatir el robo de combustible. 

La interminable espera abre un espacio para una reflexión que deberíamos hacer los automovilistas: ¿Existe alguna manera de consumir menos combustible sin perjudicar nuestra necesidad de movilidad? La respuesta de Adrián Fernández Bremautz, director ejecutivo de Iniciativa Climática de México, es afirmativa.

“Lo que estamos viendo es que hay una escasez de un recurso o una limitación estructural de disponibilidad de algo que dábamos por seguro, que en el momento que uno necesita está. Ahora muestran las circunstancias que no es así, y es en ese momento que debería de darse mucha atención a reflexionar sobre el hecho de que si bien hay una gran diversidad de automóviles y de vehículos, de camionetas disponibles en el mercado en México, de igual manera (…) hay una amplia variedad del desempeño ambiental de éstos vehículos”, señala el expresidente del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático. 

Hasta diciembre del año pasado, en México se registran 29 millones 458 mil 389 automóviles particulares, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). En promedio el consumo diario de gasolinas es de 781 mil barriles equivalentes a 124 millones de litros, según datos de Petróleos Mexicanos (PEMEX). En este contexto, Fernandez Bremautz señala que la llamada eficiencia diferencial de los automóviles es el punto clave para que el ciudadano pueda tomar mejores decisiones, al tiempo que genera ahorros significativos ya que podría alcanzar hasta una tercera parte del consumo.

desabasto_gasolina_8.jpg
Decenas de vehículos permanecen estacionados en los alrededores de la gasolinera.
Foto: Iván Stephens | El Universal

El principio se basa en la idea de la eficiencia energética, es decir, en la relación entre la cantidad de energía consumida y los productos y servicios finalmente obtenidos. Por ejemplo, la cantidad de kilómetros recorridos con un litro de combustible en un vehículo automotor, según se ilustra en el micrositio Eco-vehículos alojado dentro del portal del Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático desarrollado, en su momento, por el propio Fernández Bremautz quien agrega: “los vehículos que uno puede adquirir en México, no todos ellos son igualmente limpios en cuanto a sus emisiones contaminantes y algo todavía más notable es que el rendimiento de combustible, o dicho de otra manera, la eficiencia energética de los vehículos varía muchísimo”. 

El doctor en ciencias ambientales por el Imperial College of Science, Technology and Medicine de Gran Bretaña señala las variables que se deben tomar en cuenta al elegir un vehículo. El primero de ellos, el tamaño del motor que normalmente se expresa en una dimensión de volumen (Por ejemplo 1 litro, 2 litro es o 3.6 litros). 

El segundo factor es la tecnología del motor, entendiéndola como la eficiencia en su relación de la mezcla de combustible y aire que se presenta para la propulsión del vehículo. En este sentido, una clara tendencia propiciada por las regulaciones cada vez más estrictas de los países europeos y los Estados Unidos es la existencia de motores más pequeños que tienen una eficiencia que sólo se lograba con motores grandes.

La tercera causa que impacta en el consumo de combustible es el peso del vehículo. Un tema en donde, debido al avance normativo de los países desarrollados —dice Fernández Bremautz— los fabricantes de automóviles han avanzado mucho con la incorporación de materiales más seguros, resistentes y ligeros.
 
Según un análisis realizado por el Instituto Nacional de Ecología estos factores tienen un impacto para nichos semejantes de mercado en lo que puede haber una variabilidad en el rendimiento de hasta un 30%. “En otras palabras no se trata de comparar una camioneta de 7 pasajeros contra un vehículo compacto muy pequeño. Por lógica el subcompacto será más eficiente. Las tecnologías de los diferentes fabricantes son más avanzadas que otros. (...) En un mismo nicho vehicular ya sea dentro de las camionetas —unas son más pesadas que otras— en diseño pueden ser más aerodinámicas que otras, pero el hecho es qué hay hasta 30% de diferencia y la gran preguntas que surge es que pasaría si empoderamiento al consumidor con esta información. 

Un análisis de la información que se muestra en el micrositio Ecovehículos llevado a cabo por El Universal permitió determinar que, en promedio, un mexicano gasta entre 10,000 y 27,000 pesos de gasolina al año depende el auto que posea. Por ejemplo, Un Chevrolet Aveo en su versión LTZ 2018 tiene un consumo anual de 16 mil 200 pesos considerando una eficiencia de 14.48 km/l en ciclo combinado, en tanto que una camioneta Toyota Sienna en su versión Limited 2018 puede llegar a consumir 27 mil pesos considerando sus 9 km/l. Es decir que el potencial de ahorro según el auto que se posea varía entre 3300 y 9000 pesos anuales de gasolina. 

Visión a 30 años

taxi_electrico.jpg
Taxi eléctrico    Foto: Areli Martinez | El Universal

Para el Dr. Antonio del Río Portilla, director del Instituto de Energías Renovables de la UNAM, la situación de desabasto de gasolinas no es un indicador que nos debe llevar a la urgencia de sustituir de hidrocarburos por energía renovable, pues va más allá: “Lo que yo veo como un indicador de que tenemos que cambiar ya al uso de energías renovables es la contaminación en la Ciudad de México. ¿Te imaginas que en el año 80 u 82 cuando se hizo el “Hoy no circula” hubiéramos optado por un transporte eléctrico? (...) Ya no tendríamos el “Hoy no circula” y tendríamos un aire en la Ciudad de México totalmente respirable porque tendríamos ya casi 40 años con transporte eléctrico”. 

El investigador señala que “es muy importante que la gente sepa que el costo del kilómetro recorrido en un auto eléctrico es como el 60% del costo de un kilómetro alimentado con gasolina, y  estoy hablando de autos eficientes”.

Desafortunadamente para el también miembro de la Academia Mexicana de las Ciencias, en México no se visualiza una tendencia de sustitución de hidrocarburos por energías renovables: “En el mercado mexicano no lo vemos así. En el mercado mundial ya se están vislumbrando los costos de 8 a 10 años para empezar a restringir la venta de autor alimentados por gasolina. (...) Me preocupa a mí, (porque) México exporta autos, pero la mayoría o la totalidad de esos autos son con motores de gasolina y, en 8 años, ya va a haber presiones donde se prohiba vender ese tipo de autos, entonces estamos perdiendo el mercado si en México no se fabrican autos eléctricos. Es un problema de desarrollo de economía para las personas que van a trabajar en las fábricas de automóviles, en las armadoras. Sino hacemos autos eléctricos en México no vamos a poder vender esos autos pronto”.

— ¿Es pesimista u optimista con respecto a las políticas en materia de hidrocarburos en nuestro país? 

“En cuestión de hidrocarburos me parece una visión totalmente a corto plazo que todavía está viendo el desarrollo de México o de políticas públicas para una visión de dos o tres años. En México tenemos que tener una visión de orden de 20-30 años porque los jóvenes van a vivir eso. En 30 años van a vivir la electrificación del transporte, tenemos que enfocarnos en una visión de 30 años, no con una visión de 6 años como lo hace la mayoría de nuestros políticos”.

Autor: Iván Carrillo
Editor de Tangible. Forma parte de la generación 2016-2017 del Knight Science Journalism Fellowship del MIT. Conductor del programa Los Observadores de TV Azteca y del Noticiero Científico y Cultural Iberoamericano.
ESPECIALTangible
Por:
Susan Irais
10/01/2019