Sociedad

¿Síndrome del pene pequeño? Uno de cada dos hombres lo padece pero... ¿tienen motivos suficientes?

Valeria Román 14 / May / 19
Advierten que casi la mitad de los varones siente ansiedad como producto de su disconformidad con el tamaño de su órgano sexual, a pesar de que tiene un pene completamente normal

Casi la mitad de los hombres no están conformes con el tamaño de sus penes, aunque registran un tamaño normal. Esa percepción inexacta los lleva a aplicarse extensores, consumir inyectables, o hasta someterse a cirugías de agrandamiento, pero la mayoría de esas opciones pueden ser riesgosas, según advierte un equipo de investigadores de Inglaterra e Italia que revisó estudios sobre 21 opciones que se les proponen a los hombres que se quejan por el tamaño de su pene. 

La imagen corporal no está relacionada con la apariencia objetiva. Pueden haber recibido bromas u hostigadas cuando eran más jóvenes”, explicó a Tangible uno de los autores de la revisión publicada en Sexual Medicine Reviews, de la Sociedad Internacional de Medicina Sexual, el doctor David Veale, del Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencias del King's College de Londres, Inglaterra.

La cuestión del tamaño ha sido asociada a la masculinidad y a la destreza sexual. Pero la ciencia ya aclaró cuál es el tamaño normal. El tamaño en promedio del pene de los varones en erección es 13,12 centímetros. En reposo, es 9,16 centímetros. Esas medidas surgieron a partir de un trabajo anterior del equipo que estudió a más de 15.000 hombres y lo reportó en 2014 en la revista British Journal of Urology International.

85% de ellas están satisfechas 

El doctor Veale le puso el nombre a la preocupación: “ansiedad por el pene pequeño” o también “síndrome del pene pequeño”. Uno de los factores que influye es la pornografía, ya que muestra modelos masculinos que son considerados como puntos de referencia por los varones. Entre 2013 y 2017, se registraron 45.600 intervenciones de alargamiento a nivel mundial, según la Sociedad Internacional de Cirugía Plástica y Estética. El problema de fondo es que la mayoría de los hombres no necesita de una intervención. Sólo 2,28% de los hombres realmente tiene un pene menor al tamaño normal. Desde la perspectiva de las mujeres, el 85% está satisfecha con el tamaño del pene de su pareja.

pene_71927233.jpg
Los procedimientos para alargmiento de pene son aplicarse extensores, consumir inyectables y cirugías de agrandamiento (peneplastía); la mayoría de los hombres que recurren a estos métodos no los requieres | Foto: Especial

Los investigadores analizaron los estudios con 17 intervenciones diferentes que fueron realizadas en 1.192 hombres. Encontraron que la vasta mayoría de las intervenciones (tanto quirúrgicas como no quirúrgicas) se practicaron en hombres que tenían un tamaño normal del pene. Una de las opciones son los extensores, que sólo pueden aumentar la longitud en menos de 2 centímetros, pero en el 10% de los usuarios hay efectos adversos: dolores, entumecimientos, y moretones. Los inyectables pueden generar altas complicaciones en la salud y los dispositivos de bombas de vacío no han demostrado eficacia.

Entre las cirugías de alargamiento, se encuentran la incisión en el ligamento suspensorio, el injerto con tejido de la misma persona, y la cirugía con colgajos. De acuerdo con el doctor Veale y los otros coautores, “los inyectables y las cirugías deberían ser la última opción y debería ser realizados sólo en ensayos clínicos”. Además, recomendaron “las intervenciones deberían ser evitadas en hombres con desorden dismórfico del cuerpo”. 

Un estudio llegó a la conclusión de que el tamaño promedio del pene es de 13,12 centímetros erecto y 9,16 centímetros en reposo. A pesar de que la mayoría de los hombres tienen un pene dentro de los parámetros, casi la mitad se siente inseguro de su tamaño por ciertos modelos masculinos de referencia, por la pornografía y por cuestiones machistas 
Foto: Especial

El impacto de la pornografía y el machismo

Consultado por Tangible, Adrián Helien, médico psiquiatra y miembro de la Asociación Argentina de Psiquiatras, comentó: “Coincido en que las intervenciones sobre el pene no son eficaces. La creencia errónea sobre el tamaño pequeño del pene se debe a dispositivos machistas y patriarcales que se perpetúan a través del lenguaje y de la industria pornográfica”. Además, el doctor Helien agregó:

Cuando el pene es de tamaño normal, las cirugías son anti-éticas y faltas de evidencia y rigor científico: presentan más complicaciones que beneficios”. 

El doctor Veale aconsejó: “La mayoría no necesita del alargamiento del pene. Recomendamos buscar ayuda psicológica adecuada y focalizar en lo que es importante en la vida”. A preocuparse menos, y a disfrutar más.

Autor: Valeria Román
Periodista científica independiente. 2004-05 Knight Science Journalism Fellow at MIT. Escribe sobre ciencia, ambiente y salud para publicaciones como la revista Science (Estados Unidos), Nature (Inglaterra), Scientific American (Estados Unidos), Infobae.com (Argentina) y Periodismo en Salud de la Fundación Gabriel García Márquez para el Nuevo Periodismo Iberoamericano. Fue editora de ciencia y salud del diario Clarín de Argentina. Coautora del libro Darwin 2.0 La teoría de la evolución en el siglo XXI. Ha sido docente de periodismo científico en la Universidad de Buenos Aires y otras casas de estudios, y expositora en encuentros sobre periodismo y comunicación en Corea del Sur, Canadá, México, Qatar, Estados Unidos, Inglaterra, España, entre otros países. Fue vicepresidente de la Federación Mundial de Periodistas Científicos (2009-2011)