Sociedad

Sobrepoblación mundial: ¿vivir como sardinas dentro de un auto?

Citlali Aguilera 11 / Jul / 19
La sobrepoblación de nuestra especie es una de las cinco causas de pérdida de biodiversidad, y parte del problema del cambio climático. Pensar en la educación reproductiva y en ejercer el derecho a la planificación familiar, además de generar bienestar social y equidad de género podría salvar al planeta

Se me olvida que soy integrante de una enorme familia hasta que llegan las vacaciones y deseamos reunirnos; se tienen que preparar ingentes cantidades de comida, rentar mesas, sillas e, incluso, en una ocasión hasta un salón de fiestas. Y la familia sigue y sigue creciendo, hace un par de días nació el hijo de una prima, y otro bebé ya viene en camino.
 

Los últimos datos del Banco Mundial revelan que por cada 2.4 personas que nacen en el mundo, una muere. Es obvio que la balanza está inclinada, lo que se traduce en más de 7 mil 550 millones de personas, según el último informe demográfico de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Consumo excesivo de recursos
 
Mientras que la población humana tiende a crecer, la extensión del planeta evidentemente no lo hará. Como si no nos percatáramos que somos los pasajeros que viajamos cual sardinas dentro de un auto. Básicamente, hemos forzado y rebasado la capacidad de regeneración del planeta por la sobredemanda de recursos para cubrir nuestras necesidades. Al ser cada vez más, producimos más desechos y generamos emisiones a la atmósfera que contribuyen al cambio climático.

muchagente.jpg
Foto ilustrativa de la sobrepoblación en una playa | Foto: Especial
 
Hoy en día, nuestro consumo excede un 70% de lo que el planeta puede renovar, así lo ha declarado el creador del concepto Huella ecológica, Mathis Wackernagel. Pensar a mi familia me lleva a visualizar los recursos que requiere cada uno de ellos para bañarse, alimentarse, tomar agua, vestirse, transportarse... cada uno de nosotros somos consumidores de recursos de los cuáles muchos de ellos son no renovables.
 

El científico Edward O. Wilson afirma que la sobrepoblación humana es una de las cinco causas de la pérdida de biodiversidad. Por su parte, el periodista de ciencia Alan Weinsman, autor del libro Un mundo sin nosotros dice que la sobrepoblación está relacionada al cambio climático, ya que al superponer las gráficas de explosión demográfica con el aumento del dióxido de carbono en la atmósfera se muestra que a mayor crecimiento poblacional, mayores emisiones.

 
 

adolescente.jpg
Foto ilustrativa | Recuerso: Especial

Una cuestión de género
 
“¿Y tú para cuándo? ¿no piensas tener hijos?”, “el reloj biológico está corriendo” son algunas de las frases que las mujeres escuchamos con frecuencia. Como la reproducción es parte de nuestra biología, pareciera que ser mujer y ser madre es una idea inseparable y —aunque más de uno en el auto sardina fruncirá la cara— la realidad es que la maternidad debe ser una decisión personal.
 
Muchas de nosotras sí estamos ejerciendo nuestro derecho humano a la planificación familiar, sin embargo, hay mujeres —incluyendo adolescentes y niñas— que sencillamente no tienen el derecho a elegir o las condiciones para prevenir embarazos y  quedan embarazadas a muy temprana edad. Por ejemplo, en América Latina y el Caribe el 25% de las mujeres jóvenes se casan, o entran en una unión doméstica informal antes de los 18 años sin haberlo planificado.
 
Datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas muestran que los factores implicados son la pobreza, cuestiones culturales y un bajo o nulo grado de escolaridad. Éstas condiciones amenazan su capacidad para construir un mejor futuro para ellas mismas y, por supuesto, para sus familias y comunidades.
 

La población mundial crece a un ritmo de 83 millones de personas al año, y con ello la pobreza, la inequidad de género y la pérdida de recursos naturales que necesitamos para vivir. Las decisiones que se toman dentro de cada uno de nuestros hogares repercutirá en el bienestar de las generaciones futuras. Tener un hijo debe ser el más grande acto de amor y la toma de conciencia de la mayor responsabilidad por su bien, y por el del planeta.

Autor: Citlali Aguilera
Maestra en Gestión Ambiental para la Sustentabilidad. Dirige el proyecto SiembraUV del Centro de Eco-Alfabetización y Diálogo de Saberes de la Universidad Veracruzana. Periodista ambiental y conductora de los programas El Show de la Tierra (RadioMás) y La Ensalada (Radio UV). En el 2018, recibió la Mención Honorífica Nacional del Premio al Mérito Ecológico en la categoría Cultura y Comunicación Ambiental entregado por la SEMARNAT.