Sociedad

Spider-Man en blanco y negro: prejuicios y estereotipos

Luis Javier Plata Rosas 03 / Jan / 19
La ciberetnografía como forma sistemática de estudiar la percepción racial de los admiradores del sorprendente Hombre Araña

Quienes ya tuvieron su primer contacto con el Spiderverso gracias a Spider-man: Un nuevo universo ahora saben lo que todo geek seguidor de este personaje conoce desde hace años: que spider-men vienen en todas las presentaciones posibles. Todo es cuestión de hallar el universo adecuado —que Marvel enumera para mayor facilidad de uso— y tendremos superhéroes con habilidades arácnidas —o, al menos, con poderes inspirados en estos artrópodos— de la nacionalidad, grupo étnico-racial, sexo y hasta especie que prefiramos. 

Y todo esto está bien para los fanáticos de los cómics… siempre que esos spider-men permanezcan en su propio universo, y no intenten reemplazar a El Asombroso Hombre Araña creado por Stan Lee y Steve Ditko para lo que con el tiempo sería etiquetado como el Universo 616 —el “original” o canónico—, sobre todo si ello significa transformar a Peter Parker en un adolescente negro (o afroamericano, si se quiere ser políticamente correcto). 

El caso es que en 2010 eso fue precisamente lo que se rumoreaba en las redes sociales: que en la cinta El sorprendente Hombre Araña de 2012 sería el actor de color Donald Glover quien estaría detrás de la máscara del trepamuros, cosa que aprovechó el sociólogo Albert S. Fu para investigar de qué manera los fans de las cintas y cómics de Spider-Man, al defender que la raza (sin discutir aquí la obsolescencia del término y únicamente usándolo, al igual que el autor del artículo y los citados fans, la identidad étnica con base en el color de la piel) de Peter Parker se conservara blanca como la nieve. 

Diversidad representada
El estudio de Fu es una etnografía virtual —o, si se prefiere, una netnografía o ciberetnografía— de la comunidad virtual de personas que publicaron comentarios en los cibersitios de cultura geek io9.com y Comicbookmovie.com como respuesta al supuesto casting de Donald Glover como Spider-Man. 

En sus argumentos a favor o en contra, los fans comiqueros revelan —de acuerdo con Fu— sus ideas y prejuicios sobre cómo puede o debe comportarse un Peter Parker blanco, a diferencia de un Peter Parker negro, lo que activa (o debería hacerlo) el “instinto arácnido” de quienes, al menos en las películas y en las historietas de superhéroes, somos parte de la minoría, pues de acuerdo con el Centro Cooperativo de Libros Infantiles de la Universidad de Wisconsin-Madison, de los 5,000 títulos publicados en 2013, sólo el cinco por ciento trataba temas referentes a segmentos demográficos diferentes a los de raza blanca (es decir, afroamericanos, asiáticos y latinos, entre otros).

Gracias a "Spider-man: Un nuevo universo" ahora se sabe lo que todo geek seguidor de este personaje conoce desde hace años: que spider-men vienen en todas las presentaciones posibles. Todo es cuestión de hallar el universo adecuado
Foto: Especial
 

Aunque no necesitamos más que hojear el cómic de superhéroes más próximo para constatar que en sus páginas hay una sobrerrepresentación de protagonistas blancos masculinos, sería injusto no reconocer que, en años recientes, las principales compañías (Marvel y DC) han incrementado de manera notable la diversidad racial y sexual de sus personajes —varios de ellos estrellas de sus propias sagas en papel o en las pantallas grande y chica— con, entre muchos otros, Kamala Khan/Ms. Marvel (musulmana con raíces paquistaníes), Katherine Kane/Batwoman (lesbiana), Alan Scott/Linterna Verde (gay, aunque pertenece al universo conocido por DC como Tierra-2, que no es el “original” o canónico) y, por supuesto, Miles Morales/Spider-Man (de madre latina y padre afroamericano). 

Como en los cibersitios examinados por Fu hay moderadores responsables de borrar las entradas vulgares o racistas, este sociólogo prefirió, en vez de emplear herramientas estadísticas para describir cuantitativamente los diferentes tipos de respuestas, hacer un análisis del contenido de los comentarios de la comunidad de fans de Spider-man en esos websites. 

Las razones contra Peter Parker negro
Esta comunidad fue identificada como parte de la cultura geek con base en que, entre otras características, los comentaristas son participantes activos (y hasta hiperactivos) que buscan legitimar sus posturas de una forma que es típica de los fans de los cómics: exhibiendo su conocimiento de décadas de historia comiquera ganado al leer incontables (para quienes no son geeks) números de historietas en sus debates sobre, por ejemplo, quién ganaría en un enfrentamiento entre Hulk y Superman (o, con un mayor grado de dificultad, entre los doctores Fate y Strange sin recurrir a los videos preparados en internet por los presentadores Wiz/Ben Singer y Boomstick/Chad James para Death Battle), lo que certifica su identidad y autenticidad como parte del fandom de la ficción superheroica, y legitima sus posturas a la hora de la discusión (“Superman ha ganado, pero Hulk entre más se enoja más fuerte se hace y su poder no tiene límite, o sea que llegará un momento en que Hulk esté tan enojado que venza a Superman”, o argumentos similares).

Fu encontró que dos eran las principales razones esgrimidas por los fans en contra de un Peter Parker negro

1- Respeto del canon: Desde su primera aparición en Amazing Fantasy 15 (1962), Peter Parker es blanco y por ello debe seguir siéndolo. Según los fans, no se trata de algo racista, sino que así ha sido siempre y punto. Sin embargo, y como bien mencionaron algunos de los fans, reinicios (reboots) y cambios en el canon son bastante comunes, y en los cómics del Universo Ultimate o 1610, que es diferente en continuidad al Universo 616 -que, recordemos, es el canónico o principal-, Brian Michael Bendis y Sara Pichelli ya habían reemplazado a un difunto Peter Parker por Miles Morales hace 8 años. Algunos señalan que eso no importa “porque no sucede en el Universo 616”, pero actualmente Miles Morales se columpia como Spider-Man al lado de Peter Parker -en los cómics, en este universo- sin mayor inconveniente.

2- Respeto de las características del personaje. O, como diría uno de los fans: “El tipo es tu prototípico nerd emo blanco, sus hobbies son la fotografía y la ciencia”. Aunque los Spider-men de otros universos sí pueden ser, por ejemplo, indios, como Pavitr Prabhakar (Universo 50101) o japoneses, como Yu Komori (Universo 70019) o de origen mexicano en un futuro no muy lejano (2099) en el que Trump haya dejado de gobernar, como Miguel O’Hara, sin desatar la furia geek.

Enfrentados a toda la evidencia que refuta los dos puntos anteriores, varios de los fans señalan: “Sí, pero ninguno de estos Spider-men negros o de otra etnicidad es EN REALIDAD Peter Parker”, pero … ¿qué quieren decir con ello? A fin de cuentas y como bien señala Fu que señala el historiador de cómics Steve Kistler, “no hay nada en el cómic o en el origen del personaje que tenga que ver con de qué etnicidad es él [Peter Parker], con el color de su piel o con su pasado… sólo con que es un chico de Queens”. 

Racismo ciego al color
Fu concluye que lo que observamos es una muestra de “racismo ciego al color”, en el que los miembros de esta comunidad de geeks asumen que un Parker negro no puede tener ciertos pasatiempos, que el oscurecimiento de su piel haría poco creíble que se pusiera en situaciones de abuso o ninguneo por parte de Flash Thompson y otros (ahora ex) compañeros o de su novia-ex esposa-nuevamente novia Mary Jane, y que, de ser interpretado por un actor de color, éste tendría que “actuar como blanco” (¿?), pero el Miles Morales de la recién estrenada película de Spider-Man muestra cómo ser un adolescente negro que habla español no está asociado a ningún estereotipo racial. 

En sus actitudes con respecto al cambio de color de un personaje de ficción como Spider-Man, el Universo Geek (o, en todo caso, la comunidad de fans estudiada) refleja las actitudes raciales (no necesariamente discriminatorias, pero sí estereotipificantes y prejuiciosas) de nuestra sociedad actual (Universo 1218, según Marvel).

Autor: Luis Javier Plata Rosas
Divulgador científico y profesor de la Universidad de Guadalajara. Doctor en oceanografía costera. Autor de, entre otros libros, "La ciencia y los monstruos", "El océano tiene onda" y "La física del Coyote" y el "Correcaminos". Columnista de Nexos(Sobre ciencia, en teoría) y colaborador de ¿Cómo ves? (sección ¿Será?). Premio Estatal de Ciencia, Tecnología e Innovación de Jalisco en la categoría Divulgación (2014).