SCI-Tech

Suplantan identidad digital de la niña genio mexicana

Susan Irais 26 / Oct / 19
Circula cuenta falsa y fraudulenta de Dafne Almazán Anaya, la psicóloga más joven del mundo

A los 13 años se convirtió en la psicóloga más joven del mundo y, a los 17, en la primera menor de edad en entrar al Master Math for Teaching de Harvard, lo cual no ocurría desde hace un siglo. Todas estas características extraordinarias hicieron a Dafne Almazán una figura pública y, desgraciadamente, un hacker profesional se aprovechó de esto.

dafne-almazan-harvard.jpg
Dafne en Harvard | Foto: CEDAT

El hacker creó una cuenta de Instagram a inicios de 2019 con datos reales de Dafne y utilizó la fama de la menor para pedir supuestos donativos destinados a recién nacidos con diversos problemas médicos a cambio de entrevistas, conferencias y pláticas para padres.

“Yo no tenía redes sociales, solo tenía whatsapp y mi correo, lo básico para mis estudios. Hace unas semanas, un amigo me mostró el Instagram falso, y que estaba pidiendo dinero a mi nombre, lo cual es un fraude. Me recomendó abrir una cuenta y denunciar la otra. Lo hice porque estaba engañando a muchas personas, reporté la cuenta y mostré a Instagram documentos oficiales como mi pasaporte con mi foto, pero Instagram me cerró a mí mi cuenta, dijeron que no había suficientes pruebas para comprobar que era yo misma, simplemente porque la otra cuenta tenía más seguidores”, narra Dafne Almazán Anaya, víctima de usurpación de identidad.

Suplantación de identidad es la antesala de los delito en Internet, dice Carolina Marín, especialista en marketing digital y social media.

“Es una cuestión fuerte porque están usando el nombre de Dafne para cometer fraudes, pero Instagram le da más peso a una cuenta falsa con 4 mil seguidores que a una real, como la que le bloquearon a Dafne con 110 seguidores”, comparte Ángel Tizoc Aguilar, director de Relaciones públicas del Centro de Atención al Talento (CEDAT), de donde es alumna Dafne.

¿Instagram realmente pone primero los seguidores que los documentos oficiales? “Muchas veces se utiliza la cantidad de seguidores como indicador de popularidad, pero también analizan otros indicadores como lo son el engagement o (compromiso de la audiencia) de las cuentas o la influencia de los perfiles. Así que, no considero que las plataformas den prioridad a la cantidad de seguidores, sino más bien a la popularidad de estos. Más bien la denuncia pudo haberse metido en un momento inadecuado, por ejemplo cuando la cuenta real está recién nacida”, responde Carolina Marín, especialista en marketing digital y social media.

 

El hacker de Dafne

El caso de Dafne es el de muchos más usuarios de redes sociales. Según datos de la Asociación de Internautas poco más del 15% de los perfiles en Facebook, Twitter e Instagram son falsos. 

La Policía de Ciberdelincuencia Preventiva de la Secretaría de Seguridad Pública del Distrito Federal reconoce a esta conducta como robo o usurpación de identidad a través de Internet y la define como “una afectación en el patrimonio de ciudadanos, así como de su integridad emocional, al utilizar información personal sin su consentimiento y apropiarse de ella con la finalidad de cometer un ilícito o dañar su reputación”. 

dafne-almazan.jpg
Dafne Almazán | Foto: El Universal

“Quien hizo esta cuenta es un hacker de muy alto nivel porque tiene muchos datos reales, su cuenta dice que sus hermanos no tienen cuenta para invalidarlos, tiene deshabilitados los comentarios para que nadie pueda decir: esta cuenta es falsa", detalla Fernand Zuili Góngora, rector en SEReS UNIVERSITY, institución especializada en Marketing Digital y Negocios y actual asesor en el caso Almazán.

“Esta cuenta perjudica mi imagen porque yo aún soy menor de edad, y esta persona decía que yo iba a dar conferencias a cambio de dinero. Eso es un fraude, yo no voy a dar ninguna conferencia, ni nada de lo que está ofreciendo la cuenta”, expone Dafne Almazán.

Así que, recurrió a sus amistades y personas que la apoyan para reportar la cuenta, pero al reportar el perfil, Instagram responde: “Revisamos la cuenta de dafnealmazananaya por suplantación de identidad y determinamos que no infringe nuestras Normas comunitarias”.

cuenta-falsa-dafne-almazan.jpg
Cuenta falsa que se hace pasar por Dafne Almazán | Instagram

¿Qué hacer cuando la inteligencia artificial no nos cree la verdad?

“Primero hay que tener en cuenta que no son humanos los que revisan las denuncias, es inteligencia artificial, no tan inteligente. Instagram insiste en que es la cuenta oficial, entonces ahora hay que reportar cada foto y el siguiente paso es reportar el correo con el que fue dado de alta esta cuenta”, explica Zuili.

El experto en redes sociales también indica que otra forma de dar con el suplantador es ir y depositar un peso en la cuenta del supuesto donativo, de esa manera se puede obtener el nombre del hacker porque es el dueño de la cuenta. “Es ahí donde el hacker de Dafne cometió un error, fue muy profesional en la huella del perfil, pero no lo fue en la forma que manejó lo del dinero”, agrega. 

Según datos de la Asociación de Internautas poco más del 15% de los perfiles en Facebook, Twitter e Instagram son falsos. 

Actualmente los usuarios de redes sociales no caen fácilmente en estafas como la que hizo el hacker de Almazán, pero Fernando Zuili Góngora, indica que “hay que seguir educando a la audiencia haciéndole saber que hay métodos seguros para donación, páginas que protegen al donador y al receptor”.

También Instagram pone a disposición de los usuarios recomendaciones como: Desconfía de cuentas que representen a empresas grandes, organizaciones o figuras públicas y no estén verificadas. Desconfía de personas que no conozcas y que te pidan dinero para recibir préstamos, premios u otras ganancias.

dafne-almazan-cedat.jpg
Aviso de CEDAT | Foto: Cortesía

¿Qué hacer si alguien se está haciendo pasar por mí en una red social?

“Lo primero que recomiendo es calma, porque cuando perdemos la calma reaccionamos movidos por las emociones y es ahí donde se suele cometer muchos errores por ejemplo, realizar la denuncia del perfil inmediatamente. Es un error porque de esta manera perdemos la posibilidad de identificar al delincuente, y en casos de grooming (un engaño pederasta), esto significa perder el rastro a un pedófilo que podría estar dañando la vida de muchas personas, desde muchos perfiles falsos”, expone Carolina Marín, especialista en marketing digital y social media.

Después de la calma, “lo segundo, como obligación, es consultar con un abogado especialista en derecho informático o con ONGs que realizan asesorías gratuitas”, añade la especialista. Esto porque cada red social tiene una política diferente.

"El caso de Dafne es el de muchos más usuarios, yo espero que esta exposición ayude a mejorar los parámetro de seguridad de redes sociales", concluye Dunia Anaya, madre de Dafne Almazán.
 

Autor: Susan Irais
Periodista de ciencia. Colaboradora en Tangible y Asistente de Información de Iván Carrillo. Profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha escrito para la revista Algarabía y Ciencia UNAM de la Dirección General de Divulgación de Ciencia.