Cuerpo

¿Tatuajes al Sol?: conoce los riesgos de la tinta en tu piel

Susan Irais 17 / Apr / 19
Algunas tintas contienen colorantes o aditivos que no han sido probados en el uso cosmético, y sus componentes son activados al estar expuestos a la luz solar, estos son algunos de los riesgos

Los riesgos al hacerse un tatuaje, van desde reacciones inflamatorias agudas y crónicas, hasta la aparición de tumores benignos y malignos sobre áreas tatuadas. ¿Pero por qué son tan peligrosos estos adornos?

Un tatuaje es una herida. Cuando hay una abertura en la piel miles de bacterias entran y los macrofagos (células del sistema inmune) van a defender, corretean a las bacterias, las atrapan dentro de sí y las destruyen.

En el caso de un tatuaje, ocurre lo mismo, pero se agrega la tinta; miles de macrofagos acuden para defender el cuerpo de algo extraño: la tinta. Estas células del sistema inmune corretean las partículas de tinta, las encapsulan dentro de sí, pero las partículas de tinta son tan grandes que la célula no las puede destruir, así que las guarda y se quedan incrustadas para siempre, por esta razón los tatuajes son permanentes.

Los tatuajes son heridas por las que entra tinta, algo exógeno —extraño—. Y los riesgos potenciales son directos a la sangre y los problemas de salud que generan están relacionados tanto con el procedimiento de ejecución, como con los componentes de las tintas”, dice Nicolle Ashley González Luz, químico fármaco biológico de la UNAM.

Los peligros potenciales cuando se hace un tatuaje son principalmente, la infección, pero también pueden ser las reacciones alérgicas de hipersensibilidad. Granulomas —ampollas o coágulos en la zona—. Reacciones auto inmunes. “También puede interferir con diagnósticos médicos o con su tratamiento”, indica la experta.

tatu_1.jpg
Reacciones alérgicas o inflamatorias, glaucomas y reacciones autoinmunes son algunas de las consecuencias que pueden sufir las personas tatuadas | Foto: Especial

Colores peligrosos

Las primeras tintas comerciales procedían de la industria y eran fabricadas para su uso como pintura de automóviles, tinta de impresora y tintes de tejidos, entre otros. Hoy aún existen estas tintas en el mercado.

Hay muchas tintas que tienen más 200 colorantes o aditivos que no han sido estudiados en el uso cosmético para ver sus efectos a largo plazo y aún así son usadas en la creación de estos dibujos en la piel. Lo peor es que no existe una norma que obligue a las tintas a tener pruebas cosméticas”, explica la entrevistada.

Varias tintas empleadas para tatuar contienen sustancias clasificadas como carcinógenas, mutágenas, genotóxicas o teratógenas. También, pueden contener sustancias alergénicas e irritantes, algunas de ellas prohibidas en cosméticos.

¿Sabemos cuáles son estas tintas? “No sabemos qué colores son porque pueden estar en los colorantes o aditivos, pero sí hemos estudiado algunos de estos estos compuestos, por ejemplo los “azo”, estos son componentes del diazeno o la diamida, son nitrógenos con un doble enlace y un grupo de aromáticos”, responde la química farmacéutica bióloga.

“Sabemos que estos compuestos son peligrosos porque al entrar en contacto con el Sol se rompen los enlaces nitrógeno-nitrógeno y quedan dos moléculas que al mezclarse con otros compuestos pueden ocasionar daños a las células”, dice.Nicolle Ashley González Luz, químico fármaco biológico de la UNAM

Un ejemplo muy claro, es la tinta roja. Es el color es el que más efectos adversos tiene registrado en la literatura médica y por ello es conocido. Al ser expuesto al Sol el compuesto se degrada (se rompe el enlace entre nitrógeno-nitrógeno) y quedan dos moléculas que al mezclarse con otras pueden ocasionar un daño dentro de nosotros, porque daña la estructura de las células, esto puede producir reacciones alérgicas y, hasta tumores. Pero se desconocen los riesgos a largo plazo.
 

“Sabemos que estos compuestos son peligrosos porque al entrar en contacto con el Sol se rompen los enlaces nitrógeno-nitrógeno y quedan dos moléculas que al mezclarse con otros compuestos pueden ocasionar daños a las células”, dice Nicolle Ashley González Luz, químico fármaco biológico de la UNAM
Imagen: Especial

La tinta y el Sol son enemigos

“Los pigmentos peligrosos se activan cuando son expuestos a la radiación solar o ultravioleta, esta la tenemos a diario con el Sol, aunque no se tengan tatuajes es importantísimo usar bloqueador”, indica.

La exposición solar hace daño a la piel tatuada. La piel con tinta se calienta con los rayos del Sol y sufre quemaduras solares más fácilmente que el resto de la piel no tatuada. “Las microquemaduras repetidas en una misma zona, un tatuaje, pueden ocasionar la aparición de cáncer de piel”, expresa la experta de la UNAM.

Las tasas de melanoma o cáncer de piel han stado aumentando en los últimos 30 años, de acuerdo a la Asociación Americana contra el Cáncer. “Por esta razón es indispensable usar bloqueador aunque no tengamos la piel tatuada, ropa que cubra la mayoría de la piel, de algodón y holgada”, recomienda.
 

Alt
Los pigmentos peligrosos se activan cuando entran en contacto con las distintas radiaciones que genera el sol | Foto: El Universal
Alt
Existen una serie de condiciones que se tienen que cumplir en un establecimiento para la elaboración de los tatuajes | Foto: El Universal

Tatuados frente a la mugre

Los problemas de salud que generan los tatuajes además de estas relacionados con los componentes de las tintas, tiene que ver con con dónde y cómo se hacen.

En México en la Ley General de Salud en el capítulo 8 artículo 268 bis 1, se expresan las normas sanitarias que debe haber para realizar un tatuaje y antes de realizarse uno debe ver que el establecimiento tenga por lo menos los siguientes requisitos:

El tatuador debe tener experiencia.

Debe usar guantes durante todo el procedimiento.

El lugar tiene que estar limpio sin comida ni otras sustancias ajenas al procedimiento.

Todos los artículos deben ser esterilizados en autoclave que es el único método seguro.

Ver que las agujas estén selladas y sean abiertas frente a ti.

Así que, si después de leer esto aún tienes ganas de hacerte un tatuaje, debes tener especial cuidado en todas las indicaciones sanitarias porque todo va directamente a tu sangre.

Más información acerca de los riesgos de los tatuajes:

Autor: Susan Irais
Periodista de ciencia. Colaboradora en Tangible y Asistente de Información de Iván Carrillo. Profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha escrito para la revista Algarabía y Ciencia UNAM de la Dirección General de Divulgación de Ciencia.