Teporingo: el pequeño sobreviviente

El nombre científico de este pequeño conejo de orejas cortas y cola prácticamente invisible es Romerolagus diazi, apelativo elegido en consideración a Matías Romero, quien fuera embajador de México en Washington y que jugó un papel importante en los permisos para los estudios de los naturalistas estadounidenses E.W. Nelson y E. A. Goldman. También se agregó el nombre de Agustín Díaz, jefe de Ferrari Pérez, quien fuera director de la Comisión Geográfico Exploradora a fines del siglo XIX y que identificó por primera vez (con cierta polémica), al también llamado conejo de los volcanes.

Esta carismática especie endémica de conejo no está extinta, pero es necesario reintroducirla en áreas apropiadas para fortalecer sus poblaciones. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir