Cuerpo

Tu corazón puede cambiar de posición. Descubre por qué.

Susan Irais 06 / Feb / 19
El corazón puede cambiar de posición de acuerdo a las circunstancias del cuerpo, se puede ir a la izquierda o a la derecha, o incluso hacia abajo. Hay tener cuidado con los cambios bruscos

El corazón es una estructura que está en constante movimiento, todo el tiempo está bombeando sangre. Normalmente el corazón tiene forma de pirámide invertida, y está ubicado ligeramente a la izquierda. En promedio pesa 270 gramos en los hombres y 260 en las mujeres.

Nuestro órgano cardíaco se nutre de sangre, pero no de la misma que bombea, requiere que sea oxigenada. Debido su posición, el corazón interactúa con los pulmones y el diafragma, cambios en estas estructuras pueden hacer que cambie la posición natural del corazón.

“El diafragma separa el tórax del abdomen. En la cavidad abdominal se encueran intestinos, estómago, todo el sistema digestivo. En las mujeres se encuetra el útero. Cambios en estas estructuras mueven al corazón”, explica a Tangible David Alfonso Aguilar Pulido, médico cardiólogo.

  Corazón acostado a la izquierda 

Un cambio natural en la cavidad abdominal es el embarazo. El útero crece de tal forma que pueda albergar un bebé. Entonces los intestinos y todo lo que se encuentra en el estómago sube mucho, avienta el diafragma y el tórax se aplasta, esto hace que el corazón se recargue a la izquierda.

Debido a que los pulmones tienen menos espacio se les dificulta el movimiento. “Por esta razón muchas mujeres al final del embarazo sienten falta de aire”, añade el cardiólogo.

pregnant_.jpg
Corazón de una mujer embarazada | Radiografía cortesía del Doctor David Alfonso Aguilar Pulido.

Obesidad y sobrepeso 

También el sobrepeso y la obesidad modifican lo que se encuentra en el tórax. “Lo que sucede es que sube un poco el diafragma porque el abdomen está ocupando más espacio del que necesita. Entonces disminuye el espacio en el tórax, el tórax se hace más ancho porque se abre espacio y eso hace que el corazón se vaya a la izquierda, se acuesta, no exageradamente, pero sí se ve la diferencia”, explica el doctor David Aguilar.

También cuando hay sobrepeso se forma grasa encima del órgano que bombea la sangre, y esto afecta el volumen y la forma del corazón.

gr1_.jpg
Corazón de una persona con sobrepeso | Radiografía cortesía del doctor David Alfonso Aguilar Pulido.

Hipertensión 

A causa de esta enfermedad el corazón hace mayor fuerza para enviar sangre a todos lados. Como cualquier músculo que se trabaja se hace más grueso, pero esto se llama hipertrofia y también mueve el corazón a la izquierda. “Es como si el corazón fuera al gimnasio, pero no es benéfico para la salud porque al ser más grueso ocupa más volumen y cambia de posición constantemente”, indica el cardiólogo.

insuficiencia-cardiaca_1.jpg
Corazón de una persona con insuficiencia cardíaca | Radiografía cortesía del doctor David Alfonso Aguilar Pulido

                               Corazón caído 

“Las personas delgadas tienen el diafragma más abajo y el tórax estrecho, eso puede hacer que el corazón en vez de estar recargado hacia la izquierda se vaya hacia abajo”, explica Aguilar, en vez de ser obligado a moverse por falta de espacio, en este caso tiene espacio de más y al no haber ninguna estructura que lo límite cae hacia abajo.

delgado.jpg
Corazón de una persona delgada | Radiografía cortesía del doctor David Alfonso Aguilar Pulido

                             Corazón acostado a la derecha 

Cuando existen problemas pulmonares o infecciones muy fuertes (como la influenza) se puede llegar a colapsar uno de los pulmones. “Como el corazón se encuentra en contacto con los pulmones, si se colapsa el derecho, el corazón se puede desplazar a la derecha. Si se colapsa el pulmón izquierdo el corazón se pega a la caja torácica”, detalla el cardiólogo.

En el caso de una herida como lo puede ser una apuñalada se produce un neumotórax a tensión. “Una herida de estas magnitudes produce demasiado aire donde no debe haber. Una apuñalada mete aire afuera del pulmón, eso colapsa al pulmón y mueve el corazón de izquierda a derecha, en un movimiento extremo”, precisa el experto del corazón.

En todos los casos anteriores, donde el movimiento no es natural, y es acelerado, es perjudicial para la salud. “Estos cambios afectan todo, porque la función del corazón es vital para la vida. Simplemente no llega sangre a ninguna parte del cuerpo. Se ve comprometida la circulación”, explica el Aguilar Pulido.

El primer afectado por un movimiento del corazón es el cerebro, los siguientes afectados son los pulmones. Estos movimientos puede hacer que todo colapse y deje de funcionar, es decir causan la muerte. En el caso de una herida estos cambios muy rápidos pueden aplastar el corazón y provocar la muerte.

                             Cambios por la posición del cuerpo

“También hay cambios que los cardiólogos requerimos en la posición del corazón para revisar ciertas partes, estos no son perjudiciales,  por ejemplo en un ecocardiograma (es un ultrasonido del corazón). Le pedimos al paciente que se acueste sobre el lado izquierdo y mueva la mano izquierda debajo de su cabeza. Al hacer esto el corazón se mueve hacía el tórax y lo vemos más de cerca”, finaliza el experto del corazón.

Autor: Susan Irais
Periodista de ciencia. Colaboradora en Tangible y Asistente de Información de Iván Carrillo. Profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha escrito para la revista Algarabía y Ciencia UNAM de la Dirección General de Divulgación de Ciencia.