Sociedad

Un beso tuyo puede ayudar a la ciencia ¿sabes cómo?

Susan Irais 23 / May / 19
La ciencia forense valora tus besos. Resulta que los labios son únicos, por ello el Laboratorio de Antropología y Odontología Forense de la UNAM está conformando una colección de estas huellas

Tus besos son únicos, lo comprueba la ciencia forense. Resulta la forma de los labios y de cada surco hace a tus labios irrepetibles.

Ni siquiera los gemelos homocigotos tienen los mismos labios, eso los hace útiles para la identificación de personas.

La ciencia forense se ha dedicado a clasificar cada parte de los labios con el fin de desarrollar un código único para las huellas labiales, este método se llama queiloscopía.

“Las huellas labiales son el registro de los surcos, los cuales son únicos y son perennes, se mantienen para toda la vida”, explica la doctora Ivet Gil-Chavarría miembro de la Unidad de Identificación de la Licenciatura en Ciencia Forense de la Facultad de Medicina de la UNAM
 

Tus labios se formaron desde que estabas en el vientre de tu madre, entre la cuarta y la sexta semana de gestación y nunca  cambian.

“El único cambio que podría haber sería la elasticidad por la vejez, mostrando abatimiento de las comisuras, pero los surcos y los rasgos distintivos de los labios son los mismos”, detalla Ivet Gil-Chavarría. 

Los coleccionistas de besos

La queiloscopía es parte de la identificación odontológica, se basa en la morfometría del registro labial. En ella se clasifica cada surco. “Se dividen los labios en cuatro cuadrantes a fin de analizarlos. Se describe cada cuadrante con una especificación alfa numérica para generar un código único”, dice la experta.

labios_cuadrantes.jpg
División en cuadrantes de un registro labial | Foto: cortesía UNAM

En el análisis se describen las formas de los surcos y las comisuras de los labios. Cada característica tiene asignada una letra y número, de tal modo que al terminar el registro se genera un código, este es único en para cada persona. 

Gracias al código generado de pueden comparar distintas huellas mediante un análisis estadístico. En México no existe un banco de huellas labiales, pero el Laboratorio de Antropología y Odontología Forense de la UNAM a cargo del doctor Mirsha Quinto y la doctora Ivet Gil Chavarría desde el año pasado lanzó la campaña “Dona un beso a la ciencia” con el fin de formar parte de la Colección Odontóloga Nacional de Interés Forense única en el país donde se resguardan modelos dentales, radiografías, donación de dientes extraídos y huellas labiales.

“Estos registros son importantes para la ciencia forense porque permiten la identificación de personas y pueden ayudar a la resolución de delitos”, expone Gil-Chavarría. 
 

Alt
La tesista Cynthia Nallely San Juan Moro mirando una huella labial en una copa con una lupa a fin de realizar una quelioscopía | Foto: Cortesía UNAM
 
Alt
La tesista Cynthia Nallely San Juan Moro mirando una huella labial para realizar un revelado | Foto: Cortesía UNAM
Alt
La tesista Cynthia Nallely San Juan Moro realizando un "revelado de huella" en un taza | Foto: Cortesía UNAM
Alt
Revelado de huella labial en una taza, observada con luz UV. Los reactivos fluorescentes son útiles para el revelado de huellas labiales sobre superficies porosas, oscuras o multicolores | Foto: Cortesía UNAM

El stand de los besos

Dejamos nuestra huella labial donde sea, en la servilleta, en un vaso, en un cigarro, en un chocolate, en cualquier cosa que tenga contacto con nuestro labios, ¿por qué no donarle un beso a la ciencia?

La campaña “Dona un beso a la ciencia forense” en Ciudad Universitaria es permanente. Ahí se reciben donaciones de huellas labiales y se brinda información acerca de la queiloscopía.

“Tenemos una colección pequeña, pero con grandes expectativas para generar bases de datos”, asegura la experta. Así que este 14 febrero dale un beso a la ciencia.

dona.jpg
Poster de la campaña forense | Imagen: cortesía UNAM

Para la donacione se recomienda:

Presentarse sin ningún tipo de producto en los labios. 

Mayores informes en: 
Laboratorio de Antropología y Odontología Forense (LOAF)
Y en los correos
[email protected]
[email protected]

 

Autor: Susan Irais
Periodista de ciencia. Colaboradora en Tangible y Asistente de Información de Iván Carrillo. Profesora adjunta de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Ha escrito para la revista Algarabía y Ciencia UNAM de la Dirección General de Divulgación de Ciencia.