Cuerpo

¿Puede la intolerancia al gluten propiciar cáncer?

Elsa Rodríguez Osorio 18 / Oct / 19
Este trastorno autoinume afecta a quienes tienen predisposición genética y una falta de atención adecuada puede derivar en linfoma no Hodgkin o cáncer de intestino

La enfermedad celíaca es un trastorno autoinmune que afecta a personas con cierta predisposición genética a través de la ingesta de alimentos con gluten (una proteína presente en cereales como el trigo, el centeno y la cebada) y que puede desencadenar una respuesta inmune en el intestino delgado provocando una inflamación crónica. El padecimiento actúa directamente en las vellosidades y la mucosa del intestino, lo que impide la absorción de nutrientes. Afecta a cerca de 1 de cada 100 mexicanos. Cifra similar a la que se reporta en todo el mundo.

¿Cómo controlarla?

La enfermedad se controla en cuanto las personas se abstienen de comer alimentos que tienen gluten, pero esto es muy difícil porque existen cientos de productos que lo contienen no sólo está en pan, galletas y pastas, sino también en sopas de lata, helados, jamones, salsas, yogures, etcétera, que utilizan el gluten para espesar.
 
El diagnóstico temprano de la enfermedad celíaca es muy importante para evitar que el paciente sufra complicaciones severas que pueden ir desde retardo en el desarrollo y crecimiento en niños, hasta deficiencia nutricional crónica, osteoporosis e incluso cáncer, en pacientes adultos; explica el Dr. Eduardo Cerda, especialista en gastroenterología del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Afecciones mayores

La enfermedad puede afectar diversos órganos del cuerpo lo que genera una amplia gama de síntomas, que varían en cada persona y que hacen más difícil su diagnóstico. Algunos síntomas: diarrea o estreñimiento, pérdida o aumento de peso, fatiga, hinchazón, dolor abdominal y vómitos. En algunos casos, se presenta una dermatitis herpetiforme (rash cutáneo con purito con zonas rojas elevadas que pueden hacer ampollas), úlceras bucales, diabetes, osteoporosis, infertilidad, enfermedades de la tiroides, alergias, intolerancias alimentarias o enfermedades neurológicas. En el diagnóstico se incluye test genético, que se usa en familiares de pacientes celiacos y cuya prueba sirve para descartar la enfermedad en caso de ausencia de genes, además de análisis de sangre para medir anticuerpos y una biopsia intestinal.

trigo-tiene-gluten.jpg
El gluten es una proteína presente en cereales como el trigo, el centeno y la cebada; en la imagen trio | Foto: Especial

Recomendaciones para los pacientes

Para las personas que desarrollan intolerancia al gluten, especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) recomiendan una dieta estricta con alimentos naturales como carnes, legumbres, frutas, verduras y cereales, principalmente maíz y arroz, prohibidos los alimentos empaquetados o procesados.

El diagnóstico temprano de la enfermedad celíaca es muy importante para evitar que el paciente sufra complicaciones severas.

La gastroenteróloga Claudia Rebeca Nava López, del Hospital General Regional (HG) número 1 “Dr. Carlos Mac Gregor Sánchez Navarro”, de la Ciudad de México, señala que los pacientes con intolerancia al gluten deben tener cuidado para evitar descompensaciones por la falta de calcio, carbohidratos, proteínas, pérdida de masa muscular y reponer los micro nutrientes como el hierro, ácido fólico, calcio, cobre, zinc y vitaminas B y D.
 
Subraya que el IMSS brinda orientación sobre algunos productos que pueden contener gluten y que deben evitarse, entre ellos: embutidos, salsas, condimentos, postres, lácteos, chocolates, turrones, botanas e incluso maquillaje.
 
Explica que para que no haya deterioro de las vellosidades en el intestino, que es una de las características de la intolerancia al gluten, el consumo de éste debe de ser menor de 10 miligramos al día.
 

La enfermedad se controla en cuanto las personas se abstienen de comer alimentos que tienen gluten, pero esto es muy difícil porque existen cientos de productos que lo contienen no sólo está en pan, galletas y pastas, sino también en sopas de lata, helados, jamones, salsas, yogures, etcétera, que utilizan el gluten para espesar
Foto: Especial

Los pacientes con intolerancia al gluten deben tener cuidado para evitar descompensaciones por la falta de calcio, carbohidratos, proteínas, pérdida de masa muscular y reponer los micro nutrientes como el hierro, ácido fólico, calcio, cobre, zinc y vitaminas B y D.

Prevención para evitar otras enfermedades

Es importante que quienes la padecen deben de atenderse de inmediato porque tienen el riesgo de desarrollar otras enfermedades como el linfoma no Hodgkin, cáncer de intestino, adenocarcinomas esofágico, pancreático e hígado; cáncer de mama, pulmón y colon; padecimientos cardiovasculares, diabetes tipo I, tiroiditis, enfermedad de Addison, Síndrome de Sjögren, lupus, hepatitis autoinmunes y nefropatías, entre otros.
 
La especialista advierte que las personas que desarrollan intolerancia al gluten por una predisposición genética, puede ocurrir desde muy temprana edad. El padecimiento, es de origen desconocido y aún no se ha encontrado el mecanismo o el motivo de acción que desencadena los síntomas.

En México, la frecuencia de la enfermedad, por grupos etarios puede percibirse un incremento hasta del cuatro por ciento en niños y un número similar en mujeres jóvenes y en edad reproductiva, de 14 a 28 años [e1]. Los síntomas en niños de uno a tres años, principalmente se presenta con diarrea, inflamación abdominal, dolor, náuseas, vómito, falta de apetito, retraso en el crecimiento, altera el carácter y produce irritabilidad.

Es importante que quienes la padecen deben de atenderse de inmediato porque tienen el riesgo de desarrollar otras enfermedades como el linfoma no Hodgkin

En la adolescencia, se pueden retrasar los signos de la pubertad, crecimiento y talla; o presentar anemia por deficiencia de hierro (los glóbulos rojos no pueden transportar suficiente oxígeno a los tejidos del cuerpo), inflamación aguda o crónica del hígado y diarreas. En la tercera y cuarta década de la vida, el síntoma clásico es la diarrea crónica, aunque hay otros atípicos como abortos recurrentes, infertilidad, osteopenia y osteoporosis en mujeres.

La gastroenteróloga señala que la enfermedad puede ser grave si no se diagnostica a tiempo, es un problema de salud mundial y la mayor parte de la población portadora del gen desconoce esta condición, así que si usted sufre de cualquiera de los síntomas descritos acuda de inmediato a su médico familiar o al especialista. No es cosa de juego.

"Este trabajo fue realizado como parte de las actividades del Taller Jack F. Ealy de Periodismo Científico Edición UNAM 2019, gracias al apoyo de la Fundación Ealy Ortiz A.C. y la Facultad de Medicina de la UNAM."

Autor: Elsa Rodríguez Osorio
Egresada de la escuela de Periodismo Carlos Septién García y Licenciada en Periodismo por la SEP. Ha colaborado en Excélsior, Revista Quo, entre otros medios, y fue jefa de Información de la revista Contenido 1989-2004. En 2014 ganó el primer lugar del Premio de Periodismo “Tecnología dirigida a la Salud” de Medtronic por su reportaje: ¿Cirugía, solución contra la Bulimia? publicado en 2013 en la revista Quo. Actualmente escribe una columna de Salud para Diario Imagen.